Martes, 12 de diciembre de 2017

Grupo Aseguranza

inicio
07 de diciembre
14:24 2016
Compartir

Casi el 60% de los españoles rechaza un sistema obligatorio de ahorro

Fundación Mapfre ha presentado el estudio ‘Opinión de los españoles sobre el sistema de pensiones’. Entre las conclusiones que ha destacado Juan Fernández, consejero delegado de Mapfre Vida, se encuentra el hecho de que el 43,2% de los encuestados estaría dispuesto a ahorrar para tener una pensión complementaria a la pública. Y de ese porcentaje, un 31% destinaría un 5% de su sueldo, un 24% un 3% y cerca del 21% más de un 5%. Pero la mayoría de los españoles no quiere un sistema de ahorro obligatorio. El 58,8% considera que dicho sistema debe ser voluntario.

Estos datos muestran que el caldo de cultivo para impulsar en España un sistema de afiliación automática a un instrumento de ahorro en el ámbito de la empresa está prácticamente creado. Según explica Juan Fernández, este sistema de adscripción automática, al que el trabajador puede renunciar libremente, ayudaría a impulsar el ahorro privado de cara a la jubilación “aunque solo sea porque una vez adscrito el trabajador tiene que realizar una reflexión”.

El creciente porcentaje de personas que aceptan que parte del sueldo se dedique al ahorro está muy relacionado con el también creciente pesimismo sobre la futura evolución de la pensión pública. De hecho, sorprende que, según esta encuesta, el 44,5% de la población no confía en recibir una pensión pública cuando se jubile. Y a menor edad, más desconfianza: el 59% de los jóvenes entre 18 y 29 años cree que no llegará a ver una pensión pública para la jubilación. Juan Fernández asegura que estas dudas no deberían existir, ya que las pensiones públicas están garantizadas, otra cosa es que con ellas se pueda mantener el poder adquisitivo en el momento de la jubilación. El 81,5% de los españoles cree que no será suficiente.

El 60,7% de los encuestados cree que su pensión será inferior a los 900 euros al mes frente a los 1.050 euros actuales de media. Pese a estos datos, un 68,7% no ahorra. Y el principal motivo para no hacerlo es la falta de capacidad. Esto es lo que ha aducido el 68,2% de los encuestados.

El consejero delegado de Mapfre Vida ha querido destacar el lado positivo del dato: del 31,3% que sí ahorra elige para hacerlo de forma mayoritaria, un 49,2%, productos cuyo fin concreto es el ahorro a largo plazo como Planes de Pensiones o seguros. Según explica, “llama la atención porque tradicionalmente se ha ahorrado en vivienda. Se ha constatado que no es un buen instrumento; solo lo hace el 13,2%”. Además, también han cambiado los motivos del ahorro. Los incentivos fiscales han pasado a segundo plano (15,7%) y los principales argumentos para ahorrar son: la desconfianza en tener una pensión pública (49,1%) y complementar la pensión pública para mantener el nivel de vida (43,6%).