Miércoles, 22 de noviembre de 2017

Grupo Aseguranza

inicio
23 de septiembre
12:53 2010
Compartir

“Cláusula de renuncia al derecho de tanteo”: La clave para pasar de Corredor a Vinculado

En lo que podríamos denominar como una “imaginativa ingeniería contractual”, entidades y mediadores parecen haber encontrado una vía para solucionar el mayor obstáculo que existe para pasar de Corredor a Agente Vinculado: La pérdida de los derechos de cartera por parte del primero al convertirse en Vinculado. En el mercado, muchos Corredores viven con angustia los cada vez mayores requisitos y exigencias administrativas para operar, circunstancia que se une al dificilísimo momento económico que vive el sector y a la competencia de nuevos canales.

Por eso, son bastantes los Corredores, sobre todo de pequeño y mediano tamaño, que comienzan a ver con simpatía la figura del Agente Vinculado, con la que podrían seguir operando con varias entidades y no tendrían las responsabilidades y exigencias del Corredor. Pero para pasar a Vinculado, hay una gran barrera: La pérdida de los derechos de cartera que los Corredores han conseguido a lo largo de los años y que cederían “gratis” a las entidades.

Pues bien, el sector ha dado con una imaginativa solución: En los nuevos contratos de Agencia Vinculada que se firman con Corredores, se incluye una “Cláusula de renuncia al derecho de tanteo”, que, en teoría, protege la cartera del Corredor que se pasa a Vinculado, ya que la entidad a la que se traspasa la cartera como Agencia renuncia a lanzar una oferta, si el nuevo Agente Vinculado quiere traspasarla, es decir, “venderla”. Esta cláusula podría disparar el número de conversiones de Corredores a Vinculados, cuyo número seguramente superará los 500 antes de que finalice el año.

No obstante, fuentes de la Mediación consultadas por Carta del Mediador afirman que hay que ser prudentes con el alcance jurídico de esta cláusula y auguran que podría haber problemas en caso de conflicto entre el Mediador y la entidad.