Viernes, 15 de diciembre de 2017

Grupo Aseguranza

inicio
03 de octubre
08:49 2016
Compartir

El Colegio de Navarra analiza el papel de la mediación en los accidentes de tráfico

La sede del Colegio de Navarra acogió una jornada sobre ‘La mediación en los accidentes de tráfico y circulación’ que contó con la presencia de expertos en la materia como Amaya Sanz Oricain, abogada y mediadora; Lurdes Aldave Villanueva, directora general de Justicia del Gobierno de Navarra; e Iñaki Subiza, coordinador del Centro de Mediación del Muy Ilustre Colegio de Abogados de Pamplona.

Sanz, socia de Mediación Navarra fue la encargada de abrir la exposición para hablar de la figura del mediador y el papel que realiza: “Nuestra labor ‒neutral, equilibrada, imparcial y confidencial‒ es la de tender puentes. El mediador trabaja desde la proxemia o el lenguaje no verbal, hasta la legitimación. En un proceso nunca seguimos hacia adelante sin que las partes sepan firmemente que lo que van a acordar es viable y se puede realizar”.

La Ley 35/2015, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación, introdujo la mediación como método de resolución de conflictos. En España hay miles de casos de accidentes de tráfico y circulación que “atascan” los juzgados. Por eso, varios tribunales, entre ellos la Audiencia de Pamplona, disponen de un protocolo de derivación. “En el caso de los conflictos que se dejan de judicializar gana la sociedad”, afirmó la abogada.

Sanz remarcó que, pese a que “estamos en un momento en el que no se sabe cómo se va a concretar la mediación en esta materia”, tiene claro que “se reducen los costes y el tiempo de la tramitación, además de que el ámbito asegurador tenderá a la excelencia con métodos alternativos en la resolución de conflictos”.

Por último, destacó que “en los accidentes de tráfico parece que siempre estamos hablando de negociaciones de dinero, de cuantías económicas, pero por debajo hay otras necesidades e intereses que nos pueden ayudar a llegar a un acuerdo”.

Soluciones más directas

En sintonía con lo expuesto por Sanz, Lurdes Aldave, directora general de Justicia, explicó que “muchos jueces y magistrados comprobaron que el juicio convencional generaba mucha frustración a las partes”, de ahí que se planteara desde el Consejo General del Poder Judicial en el año 2007 trabajar con otras alternativas. Pasados los años, estas otras opciones han dado su fruto y, en el caso concreto de la Comunidad foral, el departamento de Justicia ha suscrito convenios con ANAME (Asociación Navarra de Mediación), con la Cámara de Comercio y los colegios de abogados.

"Hay un gran compromiso por desarrollar esta figura complementaria de la Justicia. Creemos que es un tema de cultura jurídica, social y también de ir generando otros hábitos en las personas, para buscar soluciones de forma más directa y no delegar en terceros la solución de los conflictos", subrayó Aldave.

Aunque, reconoce que "costará": "El mundo anglosajón está más acostumbrado a estas técnicas y en Europa y, en concreto, en España, el modelo es de derecho positivo y justicia convencional de juzgados y tribunales. Sin embargo, existen experiencias en el ámbito comunitario, en el educativo y ahora en tráfico que nos dan la oportunidad de ir introduciendo estas técnicas, de llegar a acuerdos con la ayuda de los mediadores y evitar la demanda civil".

Convenio con el Gobierno de Navarra

El último en participar, Iñaki Subiza, se dirigió a los presentes, en su mayoría corredores y agentes de seguros, para aconsejarles que “la mejor opción para sus clientes es que vayan a la mediación”.

“Hasta ahora, si al cliente no le satisfacía la solución planteada por una compañía aseguradora, se iba a juicio. A partir de este momento surge una herramienta más para conseguir un acuerdo. Lo que está favoreciendo la ley es una solución extrajudicial del conflicto en accidentes de tráfico”, dijo el abogado del Muy Ilustre Colegio de Abogados de Pamplona.

Subiza explicó que existe un convenio con el Gobierno de Navarra que desarrolla el artículo 14 de la Ley 35/2015, de mediación en casos de controversia. El perjudicado tiene la posibilidad de acudir al Colegio de Abogados, que se encargaría de citar a la compañía y convocar a ambas partes a una sesión informativa ‒el Gobierno de Navarra se haría cargo de estos costes‒. Si se decide continuar con el proceso de mediación, habría ya una sesión ordinaria donde se acabaría firmando un acuerdo.