Grupo Aseguranza

inicio
24 de octubre
10:02 2013
Compartir

El Congreso pide que la banca evite incentivos a empleados que fomenten prácticas agresivas

La subcomisión del Congreso sobre productos financieros e hipotecarios instó al Gobierno, reguladores y supervisores, y entidades financieras a mejorar la información al cliente, sobre todo en los complejos y los que entrañen más riesgos. Además, pide que la banca implante ciclos formativos para los empleados encargados de comercializar productos, para que tengan la preparación suficiente para explicar los productos que venden. Y también les insta a que eviten políticas de incentivos de empleados que puedan alentar prácticas de comercialización "excesivamente agresivas y que entren en conflicto con las obligaciones de información al cliente". Respecto a los seguros, deberán informar al cliente que no es obligatorio contratarlos con el crédito y de las condiciones de los préstamos con seguro o sin él.

Mientras tanto continúan las reacciones en la mediación sobre las prácticas irregulares de la banca. Así,
E2000 felicitó a Adecose por su actuación ante la Agencia Española de Protección de Datos por prácticas de la banca en la venta de seguros. Su presidenta, Mónica Pons, agradeció a Adecose su “tenacidad en un asunto tan importante para toda la mediación”. También se suma a la propuesta de Adecose para informar sobre la resolución que obliga a las entidades financieras a solicitar el consentimiento previo y expreso del cliente para utilizar sus datos en la venta de seguros.

Por su parte,
Fecor se sumó a la denuncia contra malas prácticas de la banca en la venta de seguros, expresando “su total apoyo al alegato de Antonio Huertas, que puso de manifiesto una práctica bancaria que inquieta a las aseguradoras y que consiste en que muchas sucursales bancarias usan la información que disponen de las domiciliaciones de seguros para realizarl contraofertas de seguros de sus propias aseguradoras a un precios inferiores. Fecor recuerda que hace tres años puso en marcha una línea de apoyo y asesoramiento para clientes de sus corredurías miembros que deseen iniciar acciones de reclamación en la fase amistosa contra la banca por ese u otros motivos, llegando a conseguir “algunos logros importantes”.

También el Colegio de Valencia
mostró “su más rotundo apoyo” a las declaraciones de Huertas, resaltando que “desde las iniciativas del Colegio se viene denunciando esta forma de proceder que intimida al consumidor en su libertad de escoger dónde y con quién desean tramitar sus pólizas, aprovechando la posición de fuerza de los bancos y el conocimiento que tienen del cliente para ofrecer servicios para los que no están tan preparados como los mediadores”.