Jueves, 14 de diciembre de 2017

Grupo Aseguranza

inicio
02 de junio
14:03 2016
Compartir

En el futuro, las pólizas se basarán en los hábitos de conducción

El XXVII Congreso Agers celebrado en Madrid se ha presentado como un encuentro disruptivo e innovador. Paulino Fajardo, abogado de Herber Smith Freehills y miembro de la Junta Directiva de Agers, afirmó en su presentación que en un contexto cambiante como el que estamos viviendo, el estudio y la reflexión son fundamentales. Así, adaptándose a los tiempos, Fajardo presentó el programa del congreso que pretende ser “un foro de investigación y de reflexión con un espíritu integrador”. Tras 27 ediciones y absolutamente consolidado en el sector, afirmó  que “tenemos que reinventarnos” con la idea de “forzar a los asistentes a la reflexión”. También es clave para el Congreso que las ideas que aquí se debatan no queden encerradas, sino que” se difundan y se hagan llegar a la sociedad”. 

Paulino Fajardo en su nombre y en el de toda la Junta Directiva aseguró que el objetivo principal del encuentro es “cuestionar y obligar a crear un movimiento interno para que las cosas se hagan mejor”.  Escuchar la opinión de todos y fomentar la práctica más que la teoría.  

Un congreso disruptivo

Que nos encontramos ante un Congreso disruptivo quedó patente en la primera mesa de debate. 4 destacados brókers, Andrea Guffanti, CCO AON; Carlos Navarro, consejero delegado de March JLT; Luis Basebe, managing director, consejero Marsh y Antón Serrats, consejero delegado Willis Tower Watson, se sentaron a charlar y contar su experiencia vital en el sector moderados por Juan Carlos Porcel, presidente de Agers.

Para comenzar el debate el moderador planteó como primera reflexión el aumento de accidentes por causa de despistes provocados por las nuevas tecnologías. En EEUU se están tomando duras medidas al respecto. ¿Cuál es la situación en España? ¿El exceso de regulación puede entrar en conflicto con la libertad individual de las personas?

Los ponentes coincidieron en que esta cuestión se debe regular pero que también hay que hacer un gran esfuerzo de concienciación y de difusión. No sólo se deben aplicar sanciones.

Antón Serrats incluso piensa que nuestro modo de conducir acabará influyendo en el precio de las primas de tal forma que a la larga las compañías harán pólizas según los hábitos de conducción del conductor.

Guffanti cree que los tiempos van a cambiar mucho. En 2020 o 2030 nuestra forma de conducir será diferente. El coche autónomo ya está aquí. “Habrá que repensar las pólizas”.

4 experiencia vitales

Los 4 participantes en la mesa de debate fueron invitados a contar su experiencia vital en el sector. Todos coincidieron en que su trabajo en el sector asegurador les ha resultado especialmente gratificante. Rompió el fuego Andrea Guffanti, quien tras contar a los asistentes su experiencia en Londres comprendió que “había que hacer algo para cambiar la industria” y lo consiguió en España apostando por la innovación, aportando valor y ofreciendo transparencia. “Hacer las cosas de forma sencilla y con sentido común es lo que nos lleva a hacer mejor las cosas con nuestros clientes”.

Carlos Navarro quiso poner un punto de vista de nuevo en la conversación rompiendo una lanza por los gerentes de riesgos. Tras 20 años “el sector ha cambiado mucho”, afirmó. Y especialmente la figura del gerente de riesgos. La formación de estos profesionales aumenta cada día. “Es un placer trabajar con personal tan formado”.

Por otro lado Navarro analizó el mercado actual, muy diferente del que teníamos hace algunos años. Criticó la guerra de precios en la que nos encontramos en estos años “que supone un gran problema. También hizo una reflexión sobre los cambios en los riesgos en sus años de experiencia. “Los riesgos han cambiado mucho”. Ahora los riesgos intangibles le están ganando la partida a los tangibles. Para ello incluso es necesario formar a nuevos profesionales. “el riesgo intangible marcará la pauta en los próximos años”, afirmó.

Finalmente Carlos Navarro también quiso hacer una observación sobre el cambio de papel de los brokers en estos años. “Hemos pasado de ser colocadores de riesgos a asesores”. Ese es nuestro valor añadido. “Sin valor añadido no hay futuro”.

Luis Basebe tomó la palabra a continuación para apelar a la inteligencia emocional. Con un gran sentido del humor pidió al sector “que no estemos enfados siempre”. “Nada es tan grave ni tan importante” y tratar las coas con sentido del humor ayuda a resolver mejor los problemas.

Anton Serrat puso el punto final a la mesa de debate refiriéndose al bróker como un auténtico emprendedor. Tras recordar sus inicios en el sector de la banca confesó que quería cambiar y con esfuerzo e ilusión se pueden conseguir grandes metas. Animó a creer en el emprendimiento. “Si tienes una idea y crees que es buena no la dejes pasar”, dijo. Cada uno deba aportar algo nuevo y eso en el sector seguros se puede hacer. “Es un sector de primera en donde hay un gran talento”.