Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

28 de noviembre
10:36 2016
Compartir

Allianz advierte de los nuevos riesgos a los que se enfrentan los directivos

Los nuevos riesgos, como los incidentes cibernéticos o las brechas en la privacidad de datos, el aumento del activismo entre los reguladores y los accionistas, y la influencia de los terceros que financian las demandas judiciales, hacen que la presión para que los líderes empresariales se vean involucrados en investigaciones, multas o enjuiciamientos sobre supuestas irregularidades, sea mayor que nunca, afirma Allianz Global Corporate & Specialty (AGCS), en su nuevo informe D&O Insurance Insights: Management Liability Today.

Según el análisis de AGCS, el incumplimiento de la legislación y la normativa ya es la principal causa de las reclamaciones de D&O en número, seguido por la negligencia, y la mala gestión o la falta de medidas de control.

El valor medio de las reclamaciones de D&O por incumplimiento de obligaciones se sitúa en más de un millón de dólares. Sin embargo, en los grandes casos de responsabilidad corporativa de D&O, las reclamaciones pueden valorarse en cientos de millones de dólares.

Por otro lado, AGCS observa una tendencia general a desestimar o resolver las reclamaciones de D&O de forma más lenta, lo que supone litigios más largos, mayores costes de defensa y unas expectativas de indemnizaciones más elevadas.

Los consejeros deberían ser conscientes de la tendencia general hacia la exigencia de mayor responsabilidad exigida a los mismos frente a delitos no penales.

Riesgos cibernéticos

El panorama de los directivos se complica, además, con una serie de riesgos emergentes, como la responsabilidad relacionada con los ciberataques y las brechas en la privacidad de datos. Las normas sobre la protección de datos son cada vez más estrictas en todo el mundo y cuentan con sanciones severas en caso de incumplimiento. Como consecuencia, los expertos de AGCS prevén litigios D&O relacionados con la ciberseguridad de forma más amplia en EE. UU., aunque también en Europa, Oriente Próximo y Australia, si ha habido negligencia en la capacidad de proteger los datos o falta de medidas de control.

Entre otros riesgos empresariales, se encuentra la revelación de informaciones negativas o las alegaciones sobre la contaminación medioambiental, el cambio climático y la esclavitud moderna, que podrían traducirse en riesgos sobre la reputación y provocar el activismo de los accionistas, las protestas del público o una investigación gubernamental.

Las fusiones y adquisiciones siguen siendo el principal impulsor de los litigios de D&O y se prevé que continúen creciendo a un ritmo rápido.

Ante estos riesgos emergentes, el informe de AGCS incluye consejos sobre las mejores prácticas y listas de comprobación que ayudarán a los directivos a mitigar el riesgo, haciendo especial hincapié en la cobertura de los seguros D&O que se han convertido en una parte habitual de la gestión de riesgos de las empresas en los últimos 20 años. Proporcionan protección financiera a los administradores ante las consecuencias de «hechos ilícitos», ya sean reales o supuestos. Algunos casos comunes de riesgos de D&O incluyen problemas de RR.HH., acciones emprendidas por los accionistas, o errores en informes o de transparencia. La asegurara también recuerda que la cobertura no incluye hechos fraudulentos, delictivos o de incumplimiento intencionado, ni los casos en que los administradores hayan obtenido remuneraciones ilegales o hayan actuado en beneficio propio.

  Votar:  
Resultado:   0 votos