Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

15 de febrero
14:26 2017
Compartir

El IoT permitirá entender mejor al cliente y ayudará a personalizar el seguro

Más allá de la ya tan comentada digitalización del sector, el IoT (Internet de las cosas) se presume como el nuevo modelo a seguir en la empresa en general y en el sector seguros en particular. Pero afrontar este cambio no significa sólo cambiar ordenadores y programas, supone, como afirmó José Antonio Sánchez, director general de ICEA durante la apertura de la jornada ‘Impacto IoT y digitalización del sector asegurador’, un cambio de competencias. “Para competir a partir de ahora necesitamos competencias nuevas que puede que no tengamos”, dijo.

El sector asegurador acaba de terminar un año bueno con un crecimiento del 12%, en el que se ha crecido tanto en beneficio como en primas. Sin duda, “es una buena noticia”, afirma Sánchez, ya que enfrentarse a los nuevos tiempos que se avecinan, si bien ofrecerá grandes oportunidades de negocio, exigirá también un presupuesto elevado.

Hay que preparase en consecuencia para un futuro -ya casi presente- dominado por la conectividad. En 2025, los 8.000 millones de habitantes del planeta estarán conectados y esto supone un inmenso mercado al que hay que acceder. Otro dato destacable es la facturación de comercio electrónico que se ha multiplicado por 7 en los últimos 10 años.

En este entorno, “la digitalización es una obligación”, dijo Sánchez, y reflexionó sobre la forma de afrontarla. ¿Migramos de la empresa tradicional a la digital, lo hacemos en paralelo? El cliente tradicional es hasta ahora quien aporta los beneficios a la compañía. El nuevo cliente millennial hoy por hoy no tiene recursos, pero las compañías tienen que tener puesto el foco en él para darle el servicio que demande en el momento en que lo demande. Buscar este equilibrio es uno de los retos del sector.

Antonio Martín, director de Estudios y TI de ICEA, comparte la idea. “Nos interesa que el sector asegurador vaya bien porque esta fiesta es muy cara”, dijo. “Para abordar cualquier concepto disrruptivo es básico que el sector vaya bien”.

Martín quiso incidir en los tres pasos que cambiarán radicalmente la forma de entender el seguro. Por un lado, la digitalización en cierta medida ya superada, en segundo lugar, el IoT y finalmente y determinante el big data y el análisis de datos. “Las compañías que no usen big data jugarán al póquer con 4 cartas” y en el medio plazo se verán excluidas del mercado en el que les será imposible competir.

El director de Estudios de ICEA también reflexionó sobre la falta de diferenciación que actualmente hay en el sector, en donde todas las compañías ofrecen lo mismo. “El IoT nos dará la oportunidad de diferenciarnos”, incluso de romper barreras entre sectores propiciando alianzas entre empresas de distintos sectores con el objetivo común de dar servicio al cliente.

“Este es el camino a seguir”, afirmó. Aunque los retos pendientes aún son muchos: desde superar la fragmentación del mercado en el que hay multitud de starts up buscando su hueco o enfrentarse a la falta de estándares comunes, hasta los problemas de seguridad y confidencialidad que conlleva el manejo de ingentes cantidades de datos, la incertidumbre regulatoria o el desconocimiento real de la rentabilidad que este nuevo entorno va a generar.

Ha llegado el momento en que, en este contexto, las compañías tienen que empezar a tomar decisiones importantes.  Hace falta fomentar la cultura de digitalización y de IoT en las organizaciones, y es necesario tener un conocimiento multidisciplinar que permita escoger con quién hay que asociarse porque “para una aseguradora el nivel de complejidad que tiene este campo es inabarcable”, afirmó Matín. Las alianzas se perfilan como fundamentales, y así lo están demostrando grandes compañías que ya trabajan con incipientes Insurtech. Pero hace falta, insistió, “potenciar la cultura digital en las organizaciones” y “analizar ecosistemas y pequeños nichos y oportunidades para capturar pequeños colectivos donde una entidad de tamaño medio, por ejemplo, pueda tener también oportunidades y jugar sus bazas”. “La digitalización es compleja, pero el IoT es un laberinto en donde cada uno tiene que buscar su sitio”, señaló Martín.

Entender al cliente

Adrián Latorre, Head of Digital Business de Altran, avanzó un paso más y destacó la importancia del IoT como el medio para entender al cliente y poder ofrecerle nuevos servicios. En este sentido, los datos por sí mismos no son determinantes. Su valor reside en el análisis de esos datos, en generar valor, y “así poder entender a nuestros clientes y generar impacto en el momento oportuno”. Evolucionar en la analítica de datos es clave. Como dato, resaltar que en 2016 sólo el 3% de las organizaciones usaba analítica de datos.

Centrándose en el sector seguros, Latorre está convencido que el IoT nos llevará a poder ofrecer servicios personalizados a los clientes. “Pasaremos de la mutualidad a la particularidad”, Permitirá reducir el riesgo y promoverá la fidelización de los clientes. Por supuesto, reducirá el fraude de forma especialmente significativa.

Adrián Latorre también coincidió con sus compañeros de mesa en la oportunidad que ofrece el IoT para diferenciarse y ofrecer nuevos servicios útiles a los clientes, creando nuevos ecosistemas con otras empresas e incluso permitiendo salir del seguro propiamente dicho y abriendo el espacio a nuevas oportunidades de negocio.  

Entre los ramos en los que el IoT más impactará a corto plazo, destacó Industria, Auto, Salud y Hogar. En Industria, Latorre ve “una buena oportunidad para el sector segurador”. El IoT va a permitir mejorar las pólizas y va a generar nuevos servicios. Es un sector en donde ya hay un recorrido importante y es además un sector en donde el retorno de la inversión al cliente se ve con bastante claridad.

En Auto, la irrupción del coche conectado y del coche autónomo en pocos años “complicará mucho el seguro” que se tendrá que adaptar e incluso podrá darle una oportunidad nueva de negocio. Pensemos, nos dice Latorre, que si no tenemos que conducir un vehículo tenemos tiempo de disfrutar de otros servicios dentro del coche que alguien nos tiene que ofrecer.

En Salud sin lugar a dudas el futuro permitirá ajustar primas ya que tendremos información personalizada.  Actualmente hay en el mercado 9.700 aplicaciones relacionadas con la salud que permiten una monitorización de los pacientes que da información constante de lo que ocurre.

Y en Hogar, viviremos en hogares inteligentes conectados. Latorre considera que “el hogar va a ser una oportunidad para comunicarse con el cliente. Estar en la casa del cliente las 24 horas y con toda la información que se podrá obtener será una gran oportunidad para poder generar nuevos servicios cuyo objetivo final no es más que ayudar al cliente”.

En definitiva, el IoT es un mercado que hay que mirar con atención que nos permitirá entender mejor al cliente y que nos va a ayudar a personalizar el seguro.

 

 

 

 

 

  

  Votar:  
Resultado:   0 votos