Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

21 de marzo
08:25 2017
Compartir

El sector espera que Caución vuelva a crecer en 2017, pero seguirá bajo presión

La facturación por primas del ramo de Caución se redujo en 2016 un 25,61% frente a un crecimiento en 2015 del 33,73%. ¿Qué ha pasado? Las principales aseguradoras del ramo coinciden en destacar que la principal causa de la reducción de los ingresos ha sido la incertidumbre política en un negocio muy condicionado por la inversión pública. Desde Crédito y Caución comentan que durante gran parte del año la Administración no ha licitado grandes proyectos, y destacan, además, que “la senda de reducción del déficit público también impactó en el ramo”.

En concreto, según las cifras de Seopan que cita Jesús Barbero, director de Caución de Caser, la licitación se ha recortado en torno a un 9% sobre las cifras de 2015 y un 29% respecto a 2014, y advierte que “también estamos sufriendo el descenso de otras tipologías de riesgos vinculadas a la actividad empresarial. Especialmente destacable es la caída de la necesidad de garantías vinculadas a los concursos de energías renovables”. Según explica, “estos efectos no se han visto compensados por el repunte moderado en la construcción de viviendas y por la mejora consiguiente de las primas del producto de Afianzamiento de cantidades entregadas a cuenta”.

En la caída del ramo ha influido

la incertidumbre política, el Brexit y el 

resultado de las elecciones en EEUU, 

entre otras cosas

Además, según explica Mapfre, ha tenido un importante efecto el hecho de que en 2015 se emitieron dos operaciones de gran importe no recurrentes, y al no repetirse las mismas en 2016, el mercado ha vuelto a niveles similares a los registrados en los últimos años. Aunque en menor medida hay otros factores que han afectado a la evolución del ramo. Desde Cesce apuntan que el Brexit y el resultado de las elecciones en EEUU a final de año también han perjudicado el negocio del sector.

Este ambiente no ha hecho desistir a nuevos operadores de entrar en el ramo. Markel se estrenará este año en Caución. El recientemente nombrado director de Caución, Francisco Juárez, explica que “el decrecimiento en primas en 2016, sumando el acumulado durante los últimos años desde el comienzo de la crisis, es un aspecto coyuntural que en ningún modo puede hacernos retraernos de una oportunidad como la que se nos presenta de otorgar un servicio especializado y de calidad, aprovechando la experiencia de nuestro equipo, y la solvencia que nuestro rating puede aportar a cualquiera de nuestros clientes actuales o potenciales que nos soliciten como garantes de sus obligaciones”.

Según Francisco Juárez, en los últimos años el sector se ha caracterizado por el descenso del principal generador de primas para Caución, es decir la licitación pública, y por “la entrada de nuevos operadores, en algún caso con un enfoque aparentemente oportunista y con una solvencia dudosa, que han desvirtuado ligeramente el sector”.

Hasta aquí, lo que ha ocurrido, pero cómo evolucionará el ramo este año. Las aseguradoras son moderadamente optimistas. Desde Mapfre apuntan que la situación económica general está mejorando y se observa cierto repunte en la inversión pública y el sector inmobiliario. Además, comenta que “está prevista la entrada de nuevos operadores que competirán con la banca por parte de la cuota de mercado que el sector financiero tiene en la actualidad”. La compañía espera un incremento de la facturación del ramo de entre un 5% y un 10% en 2017.

Según algunas estimaciones, 

el alza de la facturación este año 

podría llegar al 10%

Según Cesce, el crecimiento será menor, de en torno al 2%, “avance que se debería traducir también en una ligera mejora de los resultados de las compañías”. La aseguradora comenta que a corto plazo no se espera una recuperación muy importante, “pero si no hay vuelcos en el escenario político, los expertos auguran ‘buenos tiempos’ para el seguro de Caución en España a medio plazo”.

Jesús Barbero (Caser) no da cifras pero advierte de que “teniendo en cuenta que no parece que podamos esperar más que aumentos anémicos en la licitación pública, el sector crecerá en la medida en que las compañías asuman riesgos que tradicionalmente se han vinculado a entidades financieras, satisfaciendo una demanda creciente motivada por las restricciones crediticias (emisiones a largo plazo, garantías de pago, riesgos ante privados, fianzas judiciales, aplazamiento de impuestos…), sin olvidar las primas de los productos enlazados a la consolidación del crecimiento en la construcción de viviendas”. Por tanto, para este experto la pregunta no es tanto si se conseguirá un incremento de las primas como “si este crecimiento se produce por una relajación en los criterios de suscripción y es posible con un coste siniestral asumible a largo plazo”.

Desde Crédito y Caución apuntan, además, un elemento que seguirá jugando en contra del ramo: “La falta de acuerdo en los presupuestos generales del Estado para 2017 implicará una ralentización de la contratación pública. Además, se mantiene elevada la presión para la reducción del gasto público.

En cualquier caso, las compañías mantienen su apuesta por este negocio. Kristof Vanooteghem, director de Empresas de AXA, explica que la compañía, en 2017, se centrará en dos estrategias: primero, mediante el apoyo a una agencia de suscripción, Intercaución, para ofrecer soluciones más tradicionales a las empresas; y, por otro lado, ofreciendo las soluciones de AXA, “que son atípicas y más a medida”. 

 

 

 

  Votar:  
Resultado:   3 votos