Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

27 de octubre
09:55 2015
Compartir

Lío en las cuentas del Consejo General

El cambio de Tesorero en el Consejo General de los Mediadores ha despertado cierta suspicacia una vez que se han conocido los motivos de la renuncia del actual presente del Colegio de Segovia, Javier Bragado. En un escrito, fechado a finales de septiembre, explica que después de pedir que se finalizaran las auditorías de 2013 y 2014 y una vez que la empresa auditora le informara de que “estaban parados a falta de información por parte del Consejo”, y añade que “para mi sorpresa estaban sin conciliar los saldos de los bancos (2013-2014)”.

Detalla también que en febrero de 2014 solicitó los “estados de liquidez y saldos de acreedores y deudores de Consejo y Cecas, al que han seguido otros, contestados siempre parcialmente, pero siempre incompletos”. Añade también que algunos de los puntos pendientes de las cuentas del organismo pueden ser cuestionados, pero “es inaceptable el no tener conciliados los saldos bancarios. Esto supone una inseguridad total” porque “parte de la información que hemos manejado para los presupuestos pudiera estar mal”. Se pregunta además con estas premisas “cómo saber si se han estado gestionando adecuadamente los recursos del Consejo”.

Explicaciones del Consejo

El Consejo General mantuvo una reunión el pasado 5 de octubre para conocer y analizar la carta de dimisión en la Comisión Permanente y nombrar a Eusebio Climent, presidente del Colegio de Alicante, como nuevo Tesorero. Como consecuencia de este encuentro la máxima institución colegial emitió un texto para los presidentes del resto de colegios, donde en 11 puntos explica la situación antes indicada. Disculpa la no presencia de la información en los “cambios y las modificaciones en la gestión administración-contable en los últimos años”.

Señala también que se encargó en octubre del pasado año la auditoría de los ejercicios 2013 y 2014 a Olszewski Auditores y que al tratarse “de la primera vez que se realiza una auditoría es notorio que requiere mayor extensión en el tiempo, dada la complejidad, debiéndose marcar todos los parámetros a futuro y ejecutarlos con la máxima prudencia”. Según se informa la memoria de 2013 está ya en fase de cierre y  conclusión y se emitiría el informe a mediados de noviembre.

Otro de los puntos de ese texto defiende que tanto el secretario general como el tesorero informan de la situación económica y administrativa-contable a la comisión permanente tanto de manera periódica como cuando así les es requerida. Defiende su labor y afirma que la comisión “siempre ha actuado con el máximo rigor y transparencia”.

Más transparencia

A pesar de estas explicaciones algunas voces han surgido y piden más transparencia. Una de ellas es la de Carlos Lluch, director Técnico, socio y administrador de Lluch & Juelich Brokers, y antiguo miembro de la Comisión Permanente del Colegio de las Islas Baleares, quien en una carta abierta al consejo de 16 folios, publicada en Rankia, reclama algunas aclaraciones.

Además de ello, en conversación con Aseguranza indica que es una “irregularidad importante” el no haber conciliado las cuentas con el banco; es decir, que los movimientos de ingresos y gastos coincidan con los justificantes. Manifiesta también que “si eso es ya grave, lo es más que no se hayan dado a conocer las memorias de 2013 y 2014” cuando la Ley de los Colegios Profesionales así lo exige una vez que hayan pasado 6 meses del cierre del año. Indica que el Consejo es una “corporación de derecho público, y no una reunión de amigos, que maneja recursos de terceros y sostiene la reputación de profesionales de la mediación de seguros”. Señala que “cuando no se cumple la ley a sabiendas se estaría prevaricando”.

Lluch pone más leña al fuego e indica que se han celebrado en estos tiempos plenos, donde se han aprobado unas cuentas que no estaban cerradas al no estar conciliados con los bancos. Por lo tanto, se pregunta “qué cuentas se han aprobado y cuáles se han dado a conocer”. Por lo tanto, indica que se “han dado unos datos que no se sabe de dónde salen, a no ser que en el pleno se haya explicado” el retraso y sus motivos, pero asegura que no ha sido así.

Matiza también que es un error estratégico nombrar a Eusebio Climent como tesorero -lo será de manera provisional hasta el pleno del 9 de diciembre- cuando forma parte del propio comité. Lo que se debe hacer, explica, es nombrar un equipo que audite de manera independiente las cuentas. Desde su punto de vista ha existido “clarísima negligencia”, y pone el ejemplo de que a los profesionales se les retira la autorización al no entregar la DEC.

En Aseguranza hemos intentado conocer las explicaciones del Consejo General pero no hemos podido hablar con ningún directivo. Sí sabemos que el organismo prepara “respuesta en breve” de todo este lío en el que se han convertido sus cuentas.

  Votar:  
Resultado:   27 votos