Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

10 de noviembre
13:07 2016
Compartir

Mapfre no teme el ‘efecto Donald Trump’

“Fue una apuesta buena, y lo sigue siendo”. El vicepresidente de Mapfre, Esteban Tejera, ha asegurado en la presentación de los resultados del tercer trimestre que la entidad no está especialmente preocupada por la llegada a la Presidencia de EEUU de Donald Trump: “Es prematuro saber cuál va a ser la política del nuevo presidente más allá de ciertas declaraciones de campaña”. Mapfre aterrizó en EEUU en 2008 con la compra de Commerce. El país norteamericano aporta en torno a un 12% de las primas totales y entre un 8% y un 9% del beneficio. “No veo más influencia que la evolución de la propia economía americana, que no tiene porque resentirse”.

Otra cosa es el impacto en México de la llegada al Gobierno estadounidense de Donald Trump. Esteban Tejera reconoce que la evolución de la moneda afecta a las cuentas: “Este año la moneda mexicana ya ha caído cerca de un 14% antes de las elecciones en EEUU, y ayer el descenso fue de un 7%”. No obstante, el vicepresidente de Mapfre asegura que “en el peor de los casos, el impacto será de unos 30 millones en el patrimonio, ya que es se trata de una inversión realizada hace mucho y la inversión neta de capital no es tan fuerte”.

El vicepresidente de Mapfre también ha hablado del nuevo Gobierno en España: “El que tengamos Gobierno quita incertidumbre a la economía. Creo que es un factor fundamental, y es el que está permitiendo que se vuelva a hablar de crecimientos importantes en el sector asegurador”.

Esa recuperación de la economía española es una de las claves que explican la evolución de las cuentas del trimestre. Esa recuperación ha favorecido las primas de No Vida en las principales líneas de negocio en España, mitigando los efectos de los movimientos de divisas en los mercados más importantes. En el mercado doméstico, las primas se han incrementado un 7,1% hasta los 5.280 millones, y el beneficio bruto ha experimentado un avance del 34,6%, 550 millones de euros. El crecimiento de las primas en Autos ha sido del 2,5%, “por debajo del avance del mercado debido a la rigurosa política de suscripción que ha permitido mejorar el ratio combinado hasta situarlo en el 95,7%, con una mejora de 3,1 puntos”. Salud creció un 7,8%, y Empresas un 11,1%, mientras que las primas de los seguros Multirriesgos descendieron un 1,7% y en Decesos el retroceso fue del 2,8%.

Respecto al negocio de Vida, se ha mantenido estable pese al entorno de mercado gracias fundamentalmente al repunte de las ventas en la red agencial. Las primas de Mapfre Vida crecieron un 17,2%. Tejera también ha querido destacar el avance de los fondos de inversión, que aumentaron su patrimonio un 10,5% hasta los 2.619 millones de euros.

El vicepresidente de Mapfre se ha mostrado optimista respecto a la evolución futura de las cuentas. Ha explicado que el año pasado por estas fechas había una serie de amenazas que generaban inquietud: “El crecimiento no acaba de arrancar y el sector tenía unos niveles altos de ratio combinado. Actualmente hay crecimiento en todos los ramos, y el ratio combinado mejora en todos ellos”. Además, “Brasil era una caja negra. Ahora la situación, sin ser la ideal, tiende a mejorar, lo que ya se refleja en las cuentas de la aseguradora”, según explica el vicepresidente de Mapfre. Además, comenta que en 2015 había preocupación por la evolución del negocio en Norteamérica debido a las situaciones climatológicas extremas; ahora las condiciones climatológicas son normales y, además, se han realizado cambios en la suscripción y la gestión, que han permitido a la entidad ganar en EEUU 50 millones de euros frente a las pérdidas del año anterior.

Con el nuevo Gobierno en España también llegan las reflexiones sobre la situación de las pensiones. El vicepresidente de Mapfre ha asegurado que “el tratamiento de la previsión a largo plazo y la forma en la que se regulen las pensiones, tanto en el ámbito público como privado es una cuestión de Estado que hay que afrontar de forma urgente”. A su juicio, no es razonable que “en España siga pivotando en el sector público casi en su totalidad la previsión de ahorro para la jubilación”. Considera que el ahorro privado tiene que ser “convenientemente incentivado”, no solo desde el punto de vista fiscal, sino también de la capacidad de diseño de productos.

  Votar:  
Resultado:   0 votos