Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

21 de junio
09:35 2011
Compartir

Adecose informa sobre dirección financiera y laboralidad del auxiliar asesor

Adecose celebró ayer su Foro de Gestión de Corredurías. Abrieron el acto, Martín Navaz, presidente de la asociación, y Borja López-Chicheri, gerente, quienes adelantaron que ya se han firmado 30 cartas de condiciones con entidades y detallaron la evolución de las objeciones presentadas por Adecose a diversos proyectos normativos en tramitación. Así, respecto a la Ley de Intermediación de Créditos al Consumo, anunciaron que ya ha superado el trámite del Senado con la enmienda que se introdujo que pide que todos los intermediarios, españoles o extranjeros, que incluyan seguros vinculados a créditos deben cumplir la Ley de Mediación; y que no se esperan cambios en la definitiva vuelta al Senado.

Sobre la LOSSP, resaltaron la importancia que tendrá el registro autonómico de corredurías con un 75% de tomadores en la Comunidad, y sobre el Reglamento de Prevención de Blanqueo, anunciaron que tiene gran retraso y todavía no hay ni borrador. En cuanto a la LCS, dijeron que probablemente no saldrá en esta legislatura, “porque ni es un proyecto estrella ni es un proyecto político”. Por último, destacaron la importancia que tendrá para las corredurías el proyecto de conectividad con las entidades EIAC, “que está muy avanzado y que será un revulsivo para el sector”.

La primera ponencia corrió a cargo de Alberto Ferrando, director de Seguros de BDO, quien habló sobre dirección financiera de las corredurías y cómo ser más eficientes en su gestión financiera sólida. Presentó modelos de externalización de la dirección financiera, “que para lo que sirven es para ganar más dinero y que el corredor pueda dedicarse al 99% a labores comerciales”.

A continuación, intervino Javier Torollo, abogado de López Rodó & Cruz Ferrer y profesor titular de Derecho del Trabajo en la UCM, quien advirtió del peligro que supone la relación contractual con el auxiliar-asesor y con sus contratos con las corredurías, por su posible laboralidad. En su opinión, con el auxiliar asesor podría pasar lo mismo que con el auxiliar externo que se creen dudas sobre si es un empleado. Presentó varias sentencias sobre este tema en las que unas veces se lograba reconocer la relación mercantil y otros se fijaba como laboral: “La frontera en estos casos es difusa”.

Para evitar denuncias, recomendó no facilitarle material, ni una mesa en la sede de la correduría, procurar que el 100% de su remuneración sean comisiones (aunque la ley permite un pequeño pago fijo mensual por gastos), no fijarle horarios, y, en general, no generar relaciones de dependencia. Sin embargo, si puede acudir a la oficina de la correduría a cursos de formación y para recibir indicaciones técnicas.

Otro problema que se presenta es cómo saber si es un trabajador autónomo económicamente dependiente de la correduría (la mayor parte de sus ingresos provienen de ella). Torollo dijo que es conveniente pedirle un escrito con sus ingresos para comprobarlo, pero Navaz le replicó que es probable que no lo contestaran. Torollo y Adecose trabajan en un modelo de contrato para auxiliares asesores que supere todas estas dificultades y de seguridad jurídica a las corredurías.

La jornada continuó con la mesa redonda sobre catástrofes naturales y su repercusión e influencia en el seguro, en la que participaron Alejandro Izuzquiza, director de Operaciones del Consorcio de Compensación de Seguros; Carlos Gómez, director de la División de Empresas de Generali; Pedro Herrera, subdirector y director de Contratación de Nacional de Reaseguros; Pedro Ortiz, regional medical director de International SOS, y Fernando Rodríguez, director general de Tokio Marine. Y clausuró el foro Laura P. Duque, subdirectora general de Ordenación de la DGSFP. Los actos concluyeron con una cena con los asociados.

  Votar:  
Resultado:   0 votos