Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

07 de noviembre
09:30 2011
Compartir

Los agregadores pasarán factura a la rentabilidad del sector asegurador

“Facilitar en exceso la transparencia en precios es un elemento nuevo que lleva aparejado una disminución de la rentabilidad futura del sector”. Es la opinión de Antonio Escrivá, subdirector general del Área de Automóviles y Particulares de Allianz, en relación a los agregadores. Según los datos que expuso en la jornada sobre Automóviles ‘Gestión del ramo: ¿Crecimiento vs rentabilidad?’, organizadas por ICEA, con datos de octubre los agregadores en España habían hecho 6,6 millones de cotizaciones diferentes relacionadas con el ramo de Autos, “y eso lo hemos permitido las compañías”. Escrivá argumenta su pesimismo en lo ocurrido en otros mercados, como el de Reino Unido, donde los agregadores han logrado una enorme cuota de mercado, mientras que el ratio combinado del sector ha escalado hasta situarse en el 120%. No obstante, José Antonio Galán, director técnico Europa del Grupo Liberty Seguros, recuerda que todavía no se ha llegado a la situación británica: “No creo que en este mercado vayamos a consentir situaciones como la de Reino Unido”.

En España, el ratio combinado ha pasado de estar entorno al 90% en 2004 a rozar el 100% y, según advierte Escrivá “sería peor si no se estuviera mejorándolo a costa de una disminución de las reservas de siniestros pendientes”. En esta idea insistieron el resto de los ponentes. José Antonio Galán explica que si se analizan las reservas se ve que se están reduciendo: “Una causa es que la frecuencia de los siniestros está cayendo, pero también pone de relieve que las estamos disminuyendo porque venimos de un ciclo muy bueno que nos permitía ser prudentes, y ahora al reducirlas se está produciendo una reducción de los márgenes”. También destacó esta idea Francisco García, director de Producción de Mutua Madrileña, “a partir de 2008 las provisiones descienden y se están desdotando reservas”.

La prima media cae un 28% desde 2004

Los datos del sector ponen de relieve la pérdida de rentabilidad del negocio de Autos como consecuencia fundamentalmente de la caída de los precios, algo que preocupa mucho a las compañías y que, a su juicio, habría que cambiar. Antonio Escrivá explica que por cada 100 euros que se cobraba en 2004 ahora se cobran 86,7 en términos nominales, si se tiene en cuenta la inflación serían 72 euros. El sector, por tanto, cobra un 28% menos en términos reales que hace siete años. Esta reducción se ha podido llevar a cabo por el descenso de la evolución de la frecuencia de los siniestros, pero según destaca el subdirector general del Área de Automóviles y Particulares de Allianz, la reducción de la frecuencia es bastante inferior a las bajadas en los precios de los seguros: “Nos hemos pasado en la reducción de los precios”.

Según este experto, el sector no sabe vivir con elevados niveles de beneficios, “en cuanto lo conseguimos nos ponemos a trabajar todos para estropearlo. Y en 2012 trabajaremos algo más para estropear la rentabilidad del sector”. En este sentido, José Antonio Galán ha hecho hincapié en una tendencia que, a su juicio, habría que corregir, el hecho de que todos los esfuerzos en precios que se están realizando se aplican a nueva producción mientras que suben los precios en las renovaciones castigando al cliente en cartera: “Creo que no lo estamos haciendo bien, beneficiamos a un sector de asegurados muy pequeño”. E insiste en que “el mayor deterioro va a venir si seguimos haciendo lo que hasta ahora en la gestión de nueva producción”.

  Votar:  
Resultado:   0 votos