Domingo, 17 de diciembre de 2017

Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

24 de junio
11:21 2016
Compartir

Las aseguradoras piden limitar el impacto del Brexit en empresas y consumidores

Las reacciones no se han hecho esperar ante el llamado Brexit, desde Lloyd’s, Insurance Europe o las patronales europeas. El presidente de Insurance Europe, Sergio Balbinot, en representación de las aseguradoras europeas ha expresado que “estamos profundamente entristecidos al conocer que la población del Reino Unido ha votado a favor de la salida de la Unión Europea. Ahora esperamos que los políticos pueden trabajar con rapidez para limitar el impacto que este tiempo de incertidumbre tendrá tanto en los consumidores como en las empresas”.

La patronal de las aseguradoras británicas, la ABI, ha salido al paso a declarar la fortaleza del sector. Su director general, Huw Evans, ha afirmado que “la industria de seguros del Reino Unido y de ahorro a largo plazo es fuerte y está construida para proteger a los clientes de la incertidumbre del mercado y los golpes. Los clientes deben recordar que siguen formando parte de la UE hasta que el proceso de salida se complete y, por tanto, se deben evitar decisiones precipitadas sobre sus asuntos financieros. Es importante que el Gobierno del Reino Unido se centre ahora en garantizar que el Reino Unido sigue siendo un lugar competitivo a nivel mundial para hacer negocios, con la mejor red de comercio futuro posible con la UE y el resto del mundo”.

También la patronal europea de empresarios, la Confederación Europea de Empresas (BusinessEurope), que reúne a 39 organizaciones empresariales nacionales, afirma que el reto ahora es abordar una salida ordenada del Reino Unido y especialmente construir una Europa más fuerte y más competitiva. La CEOE ha participado en la reunión de BusinessEurope, en la que se han identificado las 5 claves que deberían guiar la política europea: 1- Centrarse en aquellas cuestiones en las que Europa puede aportar un valor añadido real; 2- Definir e implementar una verdadera estrategia global; 3- Poner en marcha políticas inteligentes que se traduzcan en una menor carga reglamentaria y que favorezcan la competitividad; 4- Salvaguardar el espacio Schengen de libre circulación; y 5-, Mejorar la gobernanza de la Unión Económica y Monetaria.

Lloyd’s: Dudas sobre la regulación y acceso al mercado

Para el presidente de Lloyd’s, John Nelson, la salida del Reino Unido de la UE no provocará graves daños inmediatos en la reputación la industria londinense de seguros, que permanecerá como principal centro especialista mundial. Pero cree que el resultado podría plantear serias dudas sobre la regulación y el acceso a un mercado más amplio.

John Nelson prevé que en los próximos dos años “nuestro negocio se mantendrá sin cambios, Lloyd’s tiene un plan de contingencia bien preparado en su lugar y estará totalmente equipada para operar en el nuevo entorno”.

Duro efecto en los mercados… pero hay optimismo

Las bolsas europeas han abierto con considerables caídas tras conocerse la salida de Reino Unido de la UE. Y con un desplome de la libra a su nivel más bajo desde 1985, cotizando a 1,34 dólares (caída superior al 10%). Pero no es la única: el euro ya se ha dejado más de un 3% frente al yen japonés.

Desde luego se presentan muchas incertidumbres, pero también hay cierto optimismo. El economista jefe de Mirabaud, Gero Jung, cree que el efecto inmediato del Brexit afectará al canal comercial (reducción de las relaciones comerciales), el impacto de la incertidumbre (ante escenarios sin precedentes) e impacto financiero (probable aumento de la volatilidad). Pero afirma que a pesar de los contratiempos, “seguimos siendo optimistas sobre las perspectivas a medio plazo para la Unión Europea. En particular, el BCE lleva a cabo una política monetaria expansiva para mantener las tasas de interés bajas y para estimular la inversión privada en la zona euro”.

Por otro lado, en declaraciones que recoge Funds People, Adrien Pichoud (SYZ Asset Management), admite que “evidentemente, el mayor impacto lo va a sufrir la economía de Reino Unido, que a corto plazo experimentará una desaceleración del crecimiento y mucha incertidumbre durante los próximos dos–tres años. No en vano, va a ser más complicado hacer negocios, contratar personal e invertir en Reino Unido. Y no hay que olvidar que el crecimiento de la economía británica está muy relacionado con la inversión en deuda soberana. Necesita inversión extranjera y si no lo consigue, el crecimiento del PIB se verá lastrado. Para la economía real de la Eurozona el impacto será menor, porque Reino Unido no es su principal socio comercial, aunque evidentemente se resentirá”.

  Votar:  
Resultado:   2 votos

Artículos relacionados