Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

20 de enero
08:53 2012
Compartir

La Asociación de Ginebra cree que la inestabilidad financiera se mantendrá en 2012

La Asociación de Ginebra ha presentado sus perspectivas sobre tres áreas clave para el sector asegurador mundial en 2012: La estabilidad financiera, la gestión gubernamental de los riesgos de catástrofes naturales y la demografía y envejecimiento de la sociedad. El secretario general de la institución, Patrick Liedtke, se ha encargado de establecer comentarios para cada una de esas áreas, ratificando, en primer lugar, que en 2011 la cuestión que más ha preocupado a los países ha sido la estabilidad financiera mundial. Y se trata de aspectos que quedan por resolver y que "van desde una reevaluación de la naturaleza de riesgo de la deuda soberana y de la nueva regulación al fortalecimiento del sistema financiero global, y el tema se mantendrá entre los principales de la lista para el año 2012 para las aseguradoras".

La asociación considera que la regulación financiera tiene un profundo impacto en el modo de operar de los mercados de capitales, pero sólo con una gran comprensión de las cuestiones técnicas los reguladores pueden efectuar reformas de forma racional y eficiente, especialmente en el caso de industrias como la de seguros. "El seguro es un negocio muy complejo y no es fácilmente comparable con cualquier otro, incluso si comparten algunos elementos comunes. Por desgracia, tampoco es siempre bien entendido por los que están fuera de la industria", estima Liedtke.

En ese sentido, prevé que en los próximos meses se adopten algunas de las decisiones más importantes tomadas en la regulación de los seguros. "Los cambios dispuestos en este período -por primera orquestados por el G-20- serán muy importantes para la industria de seguros. Es de vital importancia, por tanto, que cualquier decisión que se tome respete plenamente el papel de los seguros y facilite una gestión de riesgos sólida y sostenible y soluciones de transferencia de riesgos sobre los que nuestras economías modernas dependen mucho".

En cuanto a la gestión de las catástrofes naturales por parte de los gobiernos, la Asociación de Ginebra cree que queda mucho en lo que avanzar. Tras el año 2011, el más costoso para el seguro en términos de pérdidas por esas catástrofes y con innumerables tragedias humanas, cree que es hora de implicarse más en tareas de protección. De hecho, afirma que pocos gobiernos gestionaron bien el riesgo y deberían aprender de las empresas que manejan de forma adecuada sus riesgos, utilizando las técnicas y herramientas disponibles.

Según Liedtke, "es prudente y muy importante concentrar la energía suficiente acerca de cómo las sociedades pueden adaptarse y manejar las posibles consecuencias para la economía, el medio ambiente, nuestras infraestructuras y la sociedad en general. Mientras que los esfuerzos de mitigación requieren un amplio consenso político internacional entre los gobiernos, la toma de decisiones sobre las medidas de adaptación fácilmente podría llevarse a cabo a nivel nacional, regional o incluso local. Curiosamente, esto es exactamente donde reside la experiencia de las aseguradoras, algo que los gobiernos deben considerar y hacer uso de ello".

Y sobre el envejecimiento de la población mundial, destaca que es a la vez un gran logro y un gran reto para las sociedades modernas. El problema es que la incertidumbre aumenta y existen dudas sobre la capacidad de los estados fuertemente endeudados "para garantizar la seguridad social se han incrementado. Ingresos volátiles de muchos productos de inversión del sector privado han erosionado la confianza en el sistema de pensiones y planes de jubilación. Sin embargo, las personas siguen buscando los flujos de ingresos estables que les darán un nivel de vida más allá de sus años de trabajo".
  Votar:  
Resultado:   0 votos