Miércoles, 13 de diciembre de 2017

Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

21 de enero
13:23 2016
Compartir

Autos crece por primera vez desde 2007 y recupera los 10.000 millones en primas

El sector asegurador experimentó en 2015, por primera vez desde 2011, un crecimiento global. Los ingresos de las compañías por la venta de pólizas ascendieron a 56.833 millones, un 2,06% más que un año antes, frente a una caída del 0,7% en 2014. Las cifras las han presentado la presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos, y José Antonio Sánchez, director general de ICEA, en el marco de las jornada ‘Perspectivas del seguro y la economía para el año 2016’, organizadas por ICEA.

En No Vida, el incremento fue del 2,4% hasta los 31.313 millones de euros en primas, consolidándose el cambio positivo que comenzó a apreciarse a mediados del año anterior. Crecieron todos los ramos principales. En Autos, el aumento fue del 1,69%, recuperándose los 10.000 millones en primas (10.046 millones); el primer crecimiento desde 2007. Salud avanza un 3,13%, 7.356 millones en primas, en línea con el avance de 2014. La facturación en Multirriesgos creció un 1,72% hasta los 6.662 millones, apreciándose una aceleración en el crecimiento en todas las líneas de negocio.

En Vida, las provisiones avanzaron un 0,77% hasta sumar 167.594 millones de euros, destacando el comportamiento de Vida-Riesgo, cuyas primas experimentaron un incremento del 7,4%, el doble que un año antes influido por la incipiente recuperación del crédito y el mercado inmobiliario. En Vida-Ahorro, las provisiones siguen desacelerándose, crecieron un 0,8% frente a un avance del 1,6% en 2014. Pilar González de Frutos considera que pese a ser un dato modesto, “dado el contexto de tipos de interés y la tendencia sobre la capacidad de ahorro, es una cifra alentadora. Podemos pensar en una tendencia más acelerada en 2016, siempre teniendo en cuenta la volatilidad de la curva de tipos de interés”.

Menos beneficio, menos rentabilidad

Aunque todavía no hay datos cerrados correspondientes al cierre de ejercicio, el director general de ICEA también ha querido hacer referencia a la cara menos positiva de la situación del sector, la evolución de los márgenes. Con datos a septiembre de 2015, José Antonio Sánchez considera que las ratios todavía son buenas, pero hay una tendencia preocupante al estrechamiento. El ROE desciende a un ritmo del 8,9% desde el 11%

El beneficio sobre primas se ha reducido por el empeoramiento del resultado técnico, que cae 2,2 puntos porcentuales, tanto en Vida como en No Vida. En el conjunto del negocio, el beneficio técnico se redujo un 21%, 887 millones de euros menos, de los cuales 550 millones corresponde a Vida y 336 a No Vida.

En el caso concreto de Autos, destaca que, si bien por primera vez en mucho tiempo aumentan las primas, también lo es que hay una pérdida de rentabilidad relativa mayor: se pasa del 12% al 4,8%, y toda la rentabilidad la explica la rama financiera, según subraya el director general de ICEA. Además, hizo hincapié en que el 60% de las entidades que opera en Autos no aporta nada al resultado técnico. Pilar González de Frutos también alerta de la pérdida de rentabilidad técnica  en Autos, sobre todo en su componente de RC, que registra un rápido deterioro, que achaca al “ajuste de primas forzado por la crisis. El cambio que provocó en el modelo de negocio se vería rápidamente comprometido en el momento el que una recuperación del ciclo hiciera repuntar la siniestralidad”.

En Vida el efecto no es tan intenso, pero la presidenta de Unespa considera que “es digno de tener en cuenta la senda bajista que ha adoptado en los últimos años el beneficio técnico de la actividad, la consecuencia lógica de que el componente financiero esté reduciendo su capacidad de aporte”.

A la espera de fusiones y compras

Con los datos disponibles también se deduce que existe un comportamiento desigual entre operadores, pero en todos los ramos se cumple que cuanto más grande se es, más se crece. Además, se observa una paulatina concentración de primas y beneficios en los 10 primeros grupos.

Este escenario, unido a los bajos tipos de interés, puede alentar más la concentración en el sector. Según explica José Antonio Sánchez, muchas entidades más pequeñas hasta ahora se han mantenido bien gracias a su solvencia y rentabilidad: “a partir de ahora la mala noticia es que hay que ser rentable en la parte pura de la cuenta de resultados porque no se puede esperar más desde el punto de vista financiero”. En este contexto considera que determinadas operaciones corporativas, como adquirir alguna de las mencionadas entidades más pequeñas pero solventes y rentables “pueden ser buenas sólo por aumentar la solvencia”.

 

 

 

  Votar:  
Resultado:   4 votos

Artículos relacionados