Domingo, 17 de diciembre de 2017

Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

10 de mayo
08:51 2016
Compartir

La brecha del seguro en Latam se sitúa en 260.000 millones de dólares

El seguro en América Latina ha ganado en la última década presencia tanto a nivel cuantitativo como cualitativo. 2015 se cerró con un volumen de primas de 139.000 millones de dólares, representando un 2,86% del PIB de la región -en 2005 era del 1,8%-. Además, el sector se ha sofisticado con crecimientos en el ramo de Vida en todos los países a excepción de 4: Venezuela, Argentina, Chile por su regulación específica en rentas vitalicias y Panamá por el fuerte desarrollo del negocio No Vida influenciado por la ampliación del Canal de Panamá.

Estos datos son fruto del informe elaborado por el Servicio de Estudios de Mapfre ‘Tendencias de crecimiento de los mercados de América Latina 2016’ que presentó ayer su director, Manuel Aguilera. Señaló que este desarrollo del seguro “tiene una correlación positiva” con el negocio de las AFP (Administradoras de Fondos de Pensiones) y con el aumento y mejora de los distintos canales de distribución. Puntualizó, a pregunta de la sala, que el negocio bancoasegurador es un “complemento indispensable para el desarrollo de Vida con componente de Ahorro”.

Más brecha en Vida

No obstante estos buenos datos la región posee una Brecha de Protección del Seguro (Insurance Protection gap) de 260.000 millones de dólares dado que cuenta con un mercado potencial de 398.000 millones y primas por valor de 139.000. Es la diferencia entre la cobertura de seguros económicamente necesaria y la cantidad realmente contratada. Este calculo, explicó el director, se modifica continuamente en base al crecimiento económico general y los nuevos riesgos que surgen.

La brecha es superior en el ramo de Vida puesto que cuenta con primas por valor de 61.000 millones y la cobertura necesaria ascendería 167.000. Por su parte, la brecha en No Vida se sitúa en 233.000 millones pero cuenta con casi 80.000 millones en volumen contratado.

Puntualizó que a esta brecha contribuyen “desafortunadamente” los riesgos por catastrofes naturales. La región cuenta con un nivel pequeño de aseguramiento, pero la protección necesaria es muy amplia.

Crecimiento en todos los países menos Ecuador

Aguilera indicó que las perspectivas hacen pensar que los países de la región puedan subsanar de manera rápida estos desajustes y que lo harán en la medida que el seguro sea “más profundo y sofisticado” pasando de la protección patrimonial a la personal. El ajuste se haría más rápido en el negocio de No Vida dado que el desarrollo de este ramo es superior.

El informe también ha elaborado el Índice de Evolución del Mercado (IEM) donde ha hecho unas previsiones del comportamiento del sector asegurador para este 2016 en moneda local. Únicamente Ecuador registraría resultados negativos en base a las previsiones económicas realizadas por el Fondo Monetario Internacional. La caída oscilaría entre el 2,9% y el 4,4%. Brasil seguiría liderando la región y obtendría crecimientos de entre el 6,3% y el 7,3%; caso similar sería México con una mejora estimada de hasta el 7,8%. Para Argentina y Venezuela se estiman crecimientos muy abultados aunque en ambos casos hay que tener en cuenta que cuenta con una amplia inflación. 

La clase media como clave

Pilar González de Frutos, presidenta de la Federación Interamericana de Empresas de Seguros (Fides), también participó en la presentación y señaló que “no se puede ser más optimistas” sobre el desarrollo del seguro en América Latina. Solicitó a los distintos reguladores de los países normas que permitan “el acceso al seguro a más capas de la población”. Indicó la importancia del aumento de la clase media para ello. Añadió que este es el reto de todo el sector. Señaló además que sólo así el seguro seguirá cumplimiento la labor social que tiene y cumplirá su función “como instrumento de igualdad social e integración”.

Añadió que grandes grupos aseguradores están aterrizando en la región aportando a estos mercados su experiencia en la gestión de los seguros en base a los riesgos. Una tendencia, que al igual que en Europa con Solvencia II, también se está instalando en la supervisión aseguradora de los países.

En la jornada se entregó también el informe ‘El mercado asegurador latinoamericano 2014-2015’, editado también por la Fundación Mapfre.

  Votar:  
Resultado:   0 votos