Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

06 de abril
14:00 2017
Compartir

Cambio climático, principal amenaza para la estabilidad mundial

Los riesgos medioambientales están creciendo significativamente a nivel mundial, aumentando así la preocupación por sus graves consecuencias. Así lo constata el “Informe de Riesgos Globales 2017”, que elabora anualmente el Foro Económico Mundial en colaboración con diversas empresas, entre las que destaca la aseguradora Zurich. En esta duodécima edición, han participado casi 750 expertos que han evaluado 30 riesgos que pueden amenazar la estabilidad global en la próxima década.

Por primera vez desde que se publica este estudio, los riesgos relacionados con el clima representan una amenaza real para la sociedad tanto por la alta probabilidad de que sucedan como por su terrible impacto. “En los últimos años, se han detectado casi 11.000 eventos catastróficos en todo el mundo, dejando medio millón de muertos y cuantiosas pérdidas económicas”, subraya Cecilia Reyes, directora de Riesgos del Grupo Zurich. Y añade: “En Europa, hay 54 billones de euros de activos amenazados por las tormentas de viento”.

Ha insistido en las “graves consecuencias” de los desastres naturales, que preocupa bastante al sector asegurador porque a “este ritmo habrá riesgos que no se puedan cubrir en el futuro”, y ha lanzado un mensaje a quienes todavía no creen en el cambio climático: “Cada año se está batiendo el récord de calentamiento global y el pasado mes ha sido el marzo más cálido de la historia. La ciencia nos ofrece está evidencia. Por tanto, es necesario realizar esfuerzos para mitigar sus efectos e intentar que la temperatura media global no aumente dos grados, lo que provocaría un aumento de incendios forestales, el derretimiento del hielo en el Ártico y la extinción de cosechas, animales y vegetales, entre otros problemas”.

Riesgos interconectados

Recomienda que se analicen todos los riesgos en un mismo contexto: “Cada vez son más complejos debido al entorno cambiante en el que nos encontramos y ahora todos están conectados entre sí, por lo que deben evaluarse en términos holísticos. Ya no se pueden estudiar de forma independiente”.

De los cinco mayores riesgos detectados por su impacto, cuatro son medioambientales: fenómenos meteorológicos extremos, escasez de agua, otros desastres naturales y ausencia de mitigación y adaptación al cambio climático. Sin embargo, la amenaza más importante son las armas de destrucción masiva. Por su alta probabilidad, la mayor alerta son los fenómenos meteorológicos extremos, seguidos de migraciones forzosas a gran escala, otros desastres naturales y terrorismo y ciberataques.

“Los riesgos económicos han descendido considerablemente. Parece que estamos comenzando a superar la crisis que nos ha inundado en los últimos años”, precisa María Jesús Romero, directora de Riesgos de Zurich en España. Y complementa Cecilia Reyes: “En 2007, eran predominantes pero están siendo sustituidos por otros. Los geopolíticos también preocupan mientras que los sociales y tecnológicos siguen elevados aunque se mantienen estables”.

Aunque no copan los primeros puestos en la clasificación de principales riesgos, a Silvia Magnoni, directora de Sociedad Civiles del Foro Económico Mundial, le siguen

La amenaza más importante

son las armas de

destrucción masiva

preocupando los sociales: “Hay un alto grado de desafección política, están creciendo los movimientos antisistema y se está deteriorando la confianza de la ciudadanía en las instituciones. Tampoco ayuda que algunos gobiernos mundiales estén limitando las libertades y reduciendo derechos sociales”. Desde su punto de vista, estos aspectos podrían solucionarse a través de la cooperación: “Se requiere que los líderes tomen medidas urgentes para identificar la manera de superar las diferencias políticas e ideológicas y trabajen juntos”.

Respecto a los ciberataques, recalca que los encuestados están “muy a favor” de la tecnología aunque entienden que deberían regularse algunas emergentes, como la inteligencia artificial y la biotecnología, con el fin de “potenciarlas y reducir sus posibles riesgos”. Para Cecilia Reyes, el ciberriesgo es algo que le “impide dormir por las noches porque es muy difícil de mitigar” y aconseja a los directivos de empresas que sea “una prioridad”.

Desigualdad económica y polarización social

Junto a la identificación de los principales riesgos, el informe incluye 13 tendencias que podrían influir en la evolución económica, social y política. Las más destacadas son el desempleo, la desigualdad económica, la polarización social y el envejecimiento de la población. “Tras el Brexit y la presidencia de Donald Trump en Estados Unidos, habrá que estar pendientes de las elecciones francesas, comicios con un riesgo muy alto”, señala.

También se ha realizado una encuesta a 15.000 personas de 40 países para conocer los principales riesgos para las empresas. El desempleo es lo que más preocupa, por delante de la volatilidad del precio de la energía, la crisis fiscal por el elevado endeudamiento, la corrupción política y la inestabilidad social, traducida en manifestaciones y enfrentamientos.

En España, la principal amenaza es el paro, seguida del fracaso del sistema de gobierno, la burbuja financiera, la debilidad del sistema bancario y una profunda inestabilidad social. Son las mismas que las señaladas a nivel europeo, donde además se añade la crisis migratoria.

Zurich ha presentado el informe este jueves en un acto celebrado en el Auditorio de Banco Sabadell en Madrid, al que han asistido un centenar de personas, entre ellas el embajador de Suiza en España.

  Votar:  
Resultado:   3 votos