Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

19 de abril
12:31 2011
Compartir

Crece la inquietud en el sector asegurador sobre la implantación de Solvencia II

Atos Origin ha presentado un estudio que revela la gran inquietud que existe entre las aseguradoras sobre la implantación de la Directiva de la Unión Europea (UE) Solvencia II, que está previsto que entre en vigor en 2013.El estudio, realizado entre las compañías por POST Europe, pone de manifiesto que aunque los principios que respaldan la Directiva han sido bien recibidos, sigue habiendo muchas incertidumbres prácticas,entre ellas se encuentra su aplicación en la UE: Existe el riesgo de que la nueva normativa no se aplique del mismo modo en todos los países.

En este sentido, algunos de los altos ejecutivos entrevistados señalaron, según destacó Henk-Guus Krekel, partner de Financial Services de Atos Consulting, “las diferencias culturales entre el Norte y el Sur de Europa como el motivo por el que temían que la normativa no se aplicará de forma igualitaria en toda la UE”. A otros les preocupaba el desafío que supone regular la Directiva de un modo uniforme dadas las grandes diferencias existentes en el entorno regulador actual de los distintos países.

Otra inquietud está relacionada con los recursos. La demanda de empleados especializados en riesgos y actuarios experimentados ha generado problemas de contratación y retención en el Reino Unido, que parecen estar extendiéndose al resto del mercado europeo. De acuerdo con muchos de los entrevistados, la decisión de implantar Solvencia II por parte de las compañías ha provocado una subida de los salarios, ya que las organizaciones se pelean para contratar a los mejores.Esta situación se agrava además con la necesidad de los organismos reguladores nacionales de contar con los recursos adecuados antes de 2013.

Además, preocupa el hecho de que va a ser necesario que algunas compañías realicen cambios sustanciales en su organización y modelo operativo con el fin de integrar la normativa de un modo eficaz. “Es completamente lógico que los ejecutivos del sector estén preocupados.En muchos casos, están realizando importantes cambios en su forma de actuar y éstos podrían tardar varios meses en integrarse de un modo eficaz en sus organizaciones.Si aún no se han ultimado los detalles, esto causará retrasos ya de por sí”, comentó Henk-Guus Krekel.

Por último, también genera incertidumbre el hecho de que la normativa puede que no resulte lo suficientemente “fluida” para tener en cuenta los problemas del “mundo real”.

  Votar:  
Resultado:   1 voto