Sábado, 16 de diciembre de 2017

Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

29 de mayo
08:49 2015
Compartir

Los deberes del corredor empiezan al hacer la póliza, no en el siniestro

El encuentro de AdecoseGestión de Corredurías XIII’ que tuvo lugar ayer analizó dos temas: la responsabilidad de la correduría en la gestión de los siniestros y la responsabilidad civil de esos profesionales, los principales errores y la responsabilidad penal a raíz de la reforma del Código Penal que entrará en vigor el mes de julio.

Especial revuelo causó la primera mesa redonda. Peritos a un lado, corredores en el auditorio y un análisis con visiones contrapuestas. Inició el debate el socio de Rousaud Costas Duran, Pablo Wesolowski, quien situó el tema e indicó que “los deberes del corredor en la gestión de siniestros comienzan al hacer la póliza”. Se refirió a la independencia como una de las características principales y señaló que existe un conflicto ético para el mediador entre asesorar hacia la entidad que paga más siniestros o la que da más comisiones. Aseguró que las “decisiones éticas son rentables a largo plazo. No traicionar por un puñado de euros”. Explicó también que la principal obligación del corredor es el rigor.

Profesionalidad y ética

En el turno de debate Roberto Revenga, consejero delegado del Grupo Addvalora, recalcó la idea de que “la póliza es la clave. Si está bien hecha, en el momento del siniestro no hay problemas. Sí los hay cuando no se ajustan los riesgos” y ocurre principalmente en las Pymes más que en los grandes siniestros. Indicó que las redacciones malas de los contratos ocurren por “falta de profesionalidad o ética”. Hechos que se pueden llegar a traducir en cierre de empresas y “vosotros –refiriéndose a los corredores- tenéis parte de culpa en esto”, indicó. Santiago Nistal, director de Asesora Asistencia Pericial, que actúa como perito del asegurado, se mostró contrario y recalcó que “no todo es cuestión de falta de ética. Que una póliza no esté completa, no siempre es culpa del corredor”. Añadió que no hay que pensar que la póliza podría estar mejor o peor: “No contar con la póliza perfecta. Todo es más complejo y no es falta de profesionalidad siempre”. También participó en este debate Felipe Gangoiti, consejero delegado de Crawford & Company, quien incidió en la importancia de que el corredor informe al asegurado adecuadamente sobre los límites de contratación y de un posible infraseguro.

Hubo gran interés en el turno de preguntas acerca de si hay compañías más decididas a pagar los siniestros que otras. Se indicó que las compañías no hablan de no indemnizar, ni retrasar los pagos, pero sí se hacen valoraciones malas. Como contraposición se señaló que durante la crisis lo importante era captar primas, pero en los momentos de los siniestros no hay el mismo interés, se señaló.

Errores de corredores

La jornada concluyó con una ponencia sobre responsabilidad. En primer lugar Jesús de la Mata, director general de Agrupación Convenio R.C. Corredores, expuso un compendio de tipologías de casos que ha recibido por errores de los corredores de seguros. Destacó que hay negligencias por la actividad administradora y errores a la hora de asesorar, entre otros. Recomendó dejar siempre constancia de las comunicaciones y ofrecer servicios para los que se esté técnicamente preparado.

La última reforma del Código Penal fue el tema central de la ponencia del asociado senior CMS Albiñana & Suárez de Lezo, Alfredo Liñán. Detalló los nuevos riesgos que se derivan de la responsabilidad penal de la persona jurídica. Una aplicación directa para la mediación profesional es la importancia que acaparan los auxiliares externos porque sus acciones pueden derivar problemas penales para la entidad jurídica.

  Votar:  
Resultado:   2 votos