Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

26 de octubre
09:13 2012
Compartir

La DGSFP ayudará a las compañías a aplicar las novedades normativas

La DGSFP tiene en funcionamiento un grupo de trabajo para analizar las nuevas medidas normativas provenientes de Europa con la finalidad de intentar conocer y formular criterios que permitan a las aseguradoras saber qué tienen que hacer, y si están claramente identificadas las deficiencias con lo que se puede adoptar. Al frente del grupo está Álvaro Urrutia, coordinador del Área Técnica de la DGSFP. La intención es publicar una herramienta interna para los inspectores y posteriormente otra también para las compañías, proporcionando una guía o indicando qué directrices deben tomar. "No podemos dar un calendario porque hay mucho que analizar" y además "queremos esperar a tener documentación definitiva para poder ser ágiles en la respuesta. Se trata de ayudar a que se cumpla de manera estandarizada la función actuarial", expresó Urrutia en la jornada práctica organizada por iiR 'Chief Actuary Officer', de la que Grupo Aseguranza ha sido media partner.

Planteó las novedades introducidas en los desarrollos normativos y cómo impactan en las obligaciones del actuario, con una importante novedad sobre la función actuarial como es reconocer de forma expresa la obligación de tener implantada una función actuarial efectiva, como se contempla en Solvencia II. "Es un cambio radical, la función actuarial pasa de ser periférica a nuclear, esencial. El impulso es fundamental". Las compañías de seguros y de reaseguros contarán con una función actuarial efectiva al impulsarse la actividad actuarial, que pasa a formar parte troncal de la estructura de las compañías. "No será un papel 'súper protagonista', pero le da un impulso terrible a la función actuarial", subrayó.

Se refirió a la externalización de funciones: Existe una postura proclive en Europa a la externalización, pero no casa con la filosofía de Solvencia II. "Aun así, parece que en Europa se quiere permitir una gran externalización, y puede ser un problema de desgobierno importante. Y algunas compañías son de Vida, lo que genera riesgos potencialmente mayores".

Otra de las cuestiones planteadas por Urrutia atañe a las medidas de nivel 3, que incluyen más de 100 recomendaciones. No son públicas. Avanzó que se refieren a principios generales, datos, segmentación, hipótesis, metodologías y validación.

Eduardo Sánchez, director de la Función Actuarial del grupo Mapfre, considera un aspecto fundamental de Solvencia II que habla de gobierno corporativo y sus cuatro funciones clave: gestión de riesgo, cumplimiento, auditoría interna y función actuarial. Aludió al artículo 48 de Solvencia II, que preocupa a los actuarios por varias de sus definiciones, sobre lo que alude a lo que debe ser una función actuarial efectiva y entre otros aspectos sobre el principio de proporcionalidad apuntó que tiene que haber una estructura porque cada entidad tiene esquemas distintos. Además, la función actuarial puede estar repartida aunque una persona final centralice, y debe estar internalizada aunque sólo sea de cara a la supervisión.

¿Están los actuarios preparados? Valora que existe un nivel medio/alto en las cuestiones de coordinación del cálculo de provisiones técnicas; cerciorarse de la adecuación de las metodologías, modelos e hipótesis de provisiones técnicas; evaluar la suficiencia y calidad de datos; cotejar las mejores estimaciones con la experiencia anterior; e informar al órgano de dirección. Recordó que hay cosas que antes no hacían los actuarios, como pronunciarse sobre la política general de suscripción o la modelización de riesgo para el cálculo de capital.

Grupo Aseguranza ha sido media partner del encuentro.

  Votar:  
Resultado:   1 voto