Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

21 de abril
08:26 2017
Compartir

El fraude evitado por el seguro en 2016 ascendió a los 429 millones de euros

El fraude evitado del seguro en 2016 ascendió a los 429 millones de euros. Esta cifra supone el 73,3% sobre la cantidad que se reclamó al seguro en siniestros fraudulentos. Son datos de ICEA, presentados ayer, sobre una muestra del 53% del volumen de primas y alrededor de 181.000 casos de intento de fraude, un 7% más que el año anterior y con un crecimiento similar desde el año 2014 cuando se empezó a intentar objetivizar el fraude en el sector. No obstante, hay una estimación de que anualmente en el seguro se podrían estar produciendo alrededor de 350.000 casos de fraude al año, aunque es imposible cuantificarlo.

La directora del Área de Formación de ICEA, Marta Rodríguez, destacó que por cada euro invertido en la investigación de casos sospechosos, las aseguradoras logran evitar el pago de 34,7. Una cantidad superior a la del año pasado (32,9 euros) pero inferior a 2014 cuando el retorno de investigación significaba ahorrarse 43 euros. Un dato significativo es que ha caído el gasto medio en investigación hasta los 64,4 euros.

Por su parte, Miguel Ángel Vázquez, responsable de Análisis y Estudios de Unespa, subrayó, en base a un estudio de la patronal que contempla una muestra superior a ICEA, que el intento de fraude ha aumentado en todas las líneas de negocio de mayor penetración en el mercado. Únicamente no lo hizo en coberturas de Autos de RC por daños materiales, los seguros de Comercios y las pólizas de Salud.

Indicó que el número de casos ha crecido en 2016 pero su repercusión económica ha sido inferior. Especialmente crece el fraude informal, “gente que se encuentra con la oportunidad pero que es de menor cuantía”.

Autos, el líder

Gran parte de los intentos de fraude al seguro se producen en el ramo de Autos, hasta acaparar el 69,8% de los casos. Le sigue Diversos con el 24,7% y Personales con el 4,9%. Unespa calcula que el 6% de las lesiones por accidente de circulación esconden un fraude, ya sea por simulación o por una exageración del daño. En Vida son el 2% pero la razón principal de fraude es el engaño en la reclamación. En Subsidios y Decesos se considera que 1,5% de los casos son fraudulentos. Por coberturas los mayores intentos de fraude se refieren a la RC de daños corporales (6,01% del total), seguido de robo (4,3%), ambas en el seguro de Autos.

En relación al impacto económico, el 60% de los pagos que se evitan se producen en Autos, el 11,6% en Personales y casi el 29% a Diversos. El impacto del fraude por importes únicamente aumentó el pasado año en Subsididos, Vida, Decesos y protección de pagos.

Mejores investigaciones

Junto a la presentación de los datos de fraude se celebró el XXIII Concurso sectorial de detección de fraudes. Organizado por ICEA reconoce las labores de investigación en las categorías de Autos, Diversos y Personales y destaca las mejores labores de investigación para detectar y combatir estafas al seguro.

En esta ocasión, en la categoría de Autos el primer premio fue para Pelayo quien descubrió una simulación de daño superior después de un accidente. La investigación ayudó a rebajar la indemnización desde 1 millón de euros a 230.000. En Diversos el caso más destacado fue para Reale por aclarar una reclamación de un derrumbe a consecuencia de las lluvias. Finalmente, en Personales el galardón fue para Generali por esclarecer una póliza de Vida realizada en Navarra y que el asegurado fallecía medio año después en Colombia.

Los casos reconocidos se pueden conocer con más detalle aquí.

  Votar:  
Resultado:   3 votos