Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

22 de enero
14:33 2018
Compartir

El fraude al seguro no remite con la recuperación económica

El fraude al seguro se disparó a consecuencia de la crisis económica. Los expertos pensaban que, por tanto, era una situación coyuntural y que descendería una vez se iniciase la ansiada recuperación. Pero no ha sido así, según se desprende del IV Barómetro del Fraude en el Seguro de Autos que ha elaborado Línea Directa tras analizar su cartera de vehículos asegurados, compuesta por unos 2,1 millones.

Entre 2015 y 2016, la aseguradora detectó unos 60.000 casos de fraude. Es decir, el 6% de todos sus siniestros declarados. Es una cifra idéntica a la registrada en 2014, pero muy superior a la de 2009, cuando representaba el 1,8%. Del total de casos detectados, el 93,5% son intentos de fraude por daños materiales, porcentaje que desciende dos puntos respecto a 2014, siendo la estafa más frecuente la inclusión de daños que no se han producido en el siniestro, como se refleja en el 80,59% de los supuestos. Por su parte, el fraude por daños corporales ya acapara el 6,5% del total, dos puntos más que en 2014, y el 99% de los casos consiste en la simulación o agravación de una lesión.

El importe medio de los siniestros fraudulentos asciende a 1.286 euros, casi igual que en 2014 pero un 119% más que en 2010, cuando alcanzaba los 586 euros. Obviamente, el coste es menor en los fraudes por daños materiales (309 euros) y muy elevado en los engaños por daños corporales (15.543 euros).

Según una estimación de Línea Directa, el volumen de fraude sólo en el ramo de Autos asciende a 833 millones de euros, el equivalente al presupuesto destinado contra la violencia de género para los próximos 4 años. Afortunadamente, esta cifra ha caído un 30% respecto a 2014 pero aún no está en niveles pre-crisis (780 millones).

Murcia y Andalucía, donde más se defrauda

Según este IV Barómetro, Murcia es la región con más fraudes cometidos por los conductores en los últimos dos años, ligeramente por delante de Almería y Jaén. Por el contrario, los índices más bajos se registran en Soria, Teruel y Pontevedra.

También se pone de manifiesto que los meses en los que más se defrauda son marzo, mayo y junio. Y los peores días de la semana son los miércoles y jueves.

Aumentan las mafias

Desde 2013, Línea Directa ha detectado casi 400 bandas delictivas que buscan defraudar a las aseguradoras. Sólo en 2017, se identificaron 101; es decir, 60 más que en 2013. "El problema que más preocupa a los equipos antifraude de las compañías es, sin duda, el de las mafias organizadas. Son bandas profesionales que se dedican a defraudar de forma sistemática y que, habitualmente, están vinculados a otro tipo de delitos aún más graves. No es algo anecdótico", advierte Francisco Valencia, director de Gobierno Corporativo de la entidad.

Estas organizaciones suelen estar formadas por más de 3 miembros, cuentan con una estructura jerarquizada, y el importe de sus estafas supera casi siempre los 12.000 euros, debido a que fingen daños corporales, que son los que tienen las mayores indemnizaciones. Su modus operandi se caracteriza por llevar a cabo el "fraude carrusel": engañar a varias aseguradoras de forma continuada. "Las compañías se coordinan con lentitud por varias razones y esto lo aprovechan las mafias", señala Valencia.

También Murcia es la comunidad autónoma donde operan más redes mafiosas, según este estudio de Línea Directa, seguida de Cantabria y Andalucía.

Hombre joven, perfil del defraudador

Para complementar este estudio, Línea Directa ha realizado una encuesta con el objetivo de conocer el comportamiento de los conductores españoles. Tras preguntar a 1.700, ha llegado a la conclusión de que los hombres de entre 18 y 24 años, desempleados o con trabajos precarios, son los que más intentan engañar a su aseguradora. Y de las respuestas, también queda patente que todavía hay un largo camino que recorrer. Aunque ha descendido casi 9 puntos, el 26% de los conductores encuestados justifica el fraude y un 20% estaría dispuesto a cometerlo en el futuro. "Cada asegurado paga unos 30 euros de más por la existencia de fraude", alerta Valencia.

Más de un tercio de los españoles cree que en nuestro país existe más fraude que en los países de nuestro entorno. Sin embargo, las encuestas realizadas por Línea Directa indican lo contrario. Mientras que en España hay unos 800.000 conductores fraudulentos, en Reino Unido asciende a 2 millones y en Italia, a 1,5 millones. "No obstante, hay que tener en cuenta que estos países tienen más conductores", precisa Valencia. Aún así, lo de la picaresca española puede quedarse en un simple mito.

  Votar:  
Resultado:   1 voto