Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

03 de mayo
10:10 2011
Compartir

Generali apuesta por la estabilidad y el crecimiento tras culminar su reestructuración

Assicurazioni Generali celebró el sábado en Trieste su Asamblea de Accionistas, esta vez sin sobresaltos y en función de un guión en el que, como estaba previsto, se ratificó a Gabriele Galateri como presidente. Éste fue nombrado el 6 de abril presidente por el Consejo de Administración, al que llega procedente de Telecom Italia, operadora de la que era presidente y de la que Generali también es accionista.

En la rueda de prensa posterior a la Asamblea Galateri expresó en sus primeras palabras su satisfacción por regresar al grupo del que fue vicepresidente durante siete años y subrayó que su objetivo es contribuir a la armonía, sobre todo en las relaciones entre el equipo directivo y el Consejo de Administración: “He retomado el contacto con los miembros del Consejo y el trabajo y me ha impactado”, e insistió en que se esforzará para dotar de “estabilidad a la empresa porque necesita trabajar de forma estable y serena, y trabajar con mis dos colegas -en referencia a Sergio Balbinot y Giovanni Perissinotto, los dos máximos ejecutivos-, respetando los ámbitos de cada uno de ellos” porque,  como reiteró, “si la empresa se siente libre y enfocada en su negocio, puede llegar más alto”.

Sobre la salida de su predecesor, Cesare Geronzi, en todo momento se explicó que hubo una situación de desconfianza que al final degeneró en su salida, decisión que además se tomó para evitar una situación más complicada. El ex presidente recibirá una indemnización de 16,65 millones de euros, cantidad correspondiente a la remuneración pactada para el período de tres años para el que fue nombrado. Ha ocupado el cargo durante casi un año, al que llegó procedente de Mediobanca, principal accionista de la aseguradora. Como se recordará, a su vez Geronzi había sustituido a finales de abril de 2010 al francés Antoine Bernheim, que fue reconocido como presidente honorífico.

Tras la salida anterior de un miembro del Consejo de Administración y las posteriores de Ana Patricia Botín y la de Cesare Geronzi -por el que entra Galateri-, la Asamblea aprobó la propuesta de Mediobanca de reducir a 17 el número de miembros del Consejo de Administración.

Fin de la reestructuración

Sergio Balbinot, consejero delegado de Generali, destacó tres aspectos principales sobre la evolución vivida por el grupo en 2010: La culminación del proceso de reestructuración de empresas, el impacto de los desastres naturales y el desarrollo en el ramo de Vida.

En primer lugar, indicó que con la fusión de Estrella y Vitalicio en España termina el proceso de reestructuración de empresas del grupo, lo que han realizado sin seguir la moda de otros grupos en el mundo de unir entidades, sino buscando una integración que agregara valor. En ese sentido, apostilló que ahora está centralizado el espíritu empresarial, un mismo modelo que permite aprovechar sinergias. La red resultante permite ventajas que, por ejemplo, suponen una especie de garantía frente a la volatilidad.

Balbinot aludió a las operaciones de Generali en el exterior y la posición de liderazgo que mantienen en aquellos países en los que opera. En ese sentido, justificó la reciente entrada de la aseguradora en Vietnam por razones obvias: “He estado allí hace poco y he visto a la China de hace diez años y las enormes oportunidades de negocio que ofrece”. El ejecutivo afirmó que la aseguradora está presente en mercados maduros y saturados y en ellos confía en la eficiencia y la innovación para seguir creciendo, mientras en los emergentes en los que actúan encuentra “grandes potencialidades”.

En cuanto a los desastres naturales, 2010 fue el peor año pero Generali ha salvado la situación pese a la elevada frecuencia. El contexto impactó en su balance en algún caso, pero “la compañía ha respondido bien” y hasta su imagen se ha visto reforzada gracias a la respuesta que ha dado en cada momento, añadió.

El tercer aspecto sobre el que llamó la atención es la calidad en el ramo de Vida y su positivo comportamiento. En resumen, “nos preparamos para el futuro y soy optimista, en un entorno difícil, incluso con los cambios que traerá Solvencia II, pero tenemos el equipo y las cualidades para afrontar todos los retos”.

España: Mejorar el servicio al broker

En referencia a las operaciones de Generali en el mercado español, Balbinot recordó que después de una operación de calado como unificar dos marcas con la tradición de Estrella y Vitalicio, (“de una fusión de la que me siento muy orgulloso”, insistió), el objetivo de la aseguradora se ha dirigido a revisar su estrategia y enfocarla más al cliente, mejorar el servicio con los brokers.

Debido a lo anterior, respondió sobre la posibilidad de contemplar la venta directa que sería una opción, pero sin ser conflictiva con el canal principal.

En cuanto a la relación de Generali con el banco Santander, el CEO de Generali, Giovanni Perissinotto, explicó que “quiso ir solo con un partner y creemos que el canal principal debe ser prioritario y nosotros veíamos a la bancaseguros no como prioritario, sino complementario”.

Sobre las previsiones del grupo para el cierre del ejercicio, Perissinotto, avanzó que los datos hasta el momento permiten afrontarlo con optimismo, aunque siempre con prudencia en vista de la situación económica. “Se han dado las condiciones para trabajar bien pese a que el entorno está lleno de desafíos y una volatilidad que se suma a los riesgos propios del seguro. Estamos en buena situación incluso para un aumento del retorno y de los beneficios”.

La aseguradora, que el pasado ejercicio obtuvo un beneficio neto de 1.700 millones de euros (+30%), espera una mejora de los resultados en el primer trimestre de este año, en comparación con las cifras del mismo cuarto de 2010. Y mejorarán a pesar de una caída estimada del 8,3% en las primas, que rondarán los 19.100 millones de euros (20.800 millones un año antes), debido a un empeoramiento en algunas pólizas del ramo de Vida. Sin embargo, auguró Perissinotto, la situación debería normalizarse en los próximos meses. Las primas en No Vida aumentan un 2,1%, hasta 6.800 millones de euros.

Por otro lado, el sábado se aprobó el reparto de un dividendo correspondiente a 2010 de 0,45 euros por acción, el 28,6% más que el de 2009.

  Votar:  
Resultado:   3 votos