Sábado, 16 de diciembre de 2017

Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

31 de mayo
14:25 2016
Compartir

La gestión de los capitales en el seguro de Hogar no es adecuada

Responsables del sector asegurador han debatido sobre los muchos retos a los que se enfrenta el seguro de Hogar en la jornada organizada por ICEA y patrocinada por Reparalia sobre ‘Los seguros Multirriesgo de Hogar y Comunidades’. Uno de ellos especialmente problemático es la gestión de los capitales, que según ha advertido Albert Manzanares, responsable técnico Multirriesgos Particulares de Caser, no es la adecuada: “Llevamos años con los mismos capitales. Sorprende que no se haya hecho una corrección un poco al alza del contenido y un poco a la baja del continente”.

Según explica, se trata de un problema que solo se detecta en grandes siniestros y que “como sector no hemos solucionado, quizá por la competencia, pero que hay que resolver”. Asegura que aplicaciones o el uso del big data podrían ayudar, pero también hay que volver a utilizar el conocimiento y la información que tenemos del cliente: “Sí al big data, pero volvamos al cliente, que se nos está olvidando”.

También hay que conseguir una mayor penetración del seguro. A finales de 2015 la tasa de aseguramiento de las viviendas era del 73,1%. El responsable técnico Multirriesgos Particulares de Caser se pregunta qué pasa con el casi 27% restante: “Debemos trabajar en ello; es un mercado abandonado”.

La prima media en el canal on-line

es un 25% inferior a la prima media global

Otro problema surge a la hora de compaginar los diferentes canales. A su juicio, es necesario diferenciar el modelo de venta por canal ya que distintos tipos de clientes se dirigen a distintos tipos de canales: el más básico busca el producto también más básico y suele orientarse al canal on-line, donde la prima es un 25% inferior a la prima media global del producto de Hogar porque el cliente elige muchas menos garantías opcionales que la media. A bancaseguros acude un segmento más intermedio, al que les sirve el ‘café para todos’. Y al que no le encaja ninguna de estas opciones se va a la mediación tradicional para buscar ‘un traje a medida’.

Jesús Marcos, director de Patrimoniales de Reale Seguros Generales, cree que lo ideal sería crear un producto que se ‘autoadapte’ al canal y a las necesidades del cliente: “A día de hoy no lo tiene nadie, pero el cliente nos lo puede demandar en el futuro. Las herramientas informáticas permiten crear procesos y productos adaptables”.  

En relación a los canales, otro asunto que inquieta al sector es la irrupción de nuevos actores como Google o Amazom y de nuevos modelos de distribución: “Al principio solo había el canal agente, luego el bancario. Recientemente llegó el mundo on-line o el directo, la economía compartida, las redes sociales... Es un no parar. Y todos los que entren van a hacerlo para quedarse. Los clientes queremos cosas nuevas, cada canal tiene que buscar su hueco y adaptarse y, por qué no, buscar colaboraciones con otros canales”, asegura Jesús Marcos.

Más retos. Amalio Berbel, director técnico de BBVA Seguros, destaca la dicotomía de los beneficios adicionales que se añaden a la póliza: “Hay tantos que el cliente puede no saber ni lo que tiene, o si se hace bien ocurre que el cliente lo percibe como ‘justo lo que necesita’. Esta es la clave”.

Jesús Marcos comenta que las aseguradoras le dan mucha importancia a esos servicios adicionales (‘manitas’, cobertura para los animales domésticos, asistencia informática…), “pero a veces cargamos tanto la póliza que no sabemos lo que damos, ni el cliente lo valora. Hay que orientar los servicios a lo que cada cliente necesite en cada momento”.

Respecto a las fórmulas de comercialización, Albert Manzanares alerta de la existencia de estilos de competencia que devalúan la imagen del producto. Explica que decisiones como regalar el seguro de Hogar con otra póliza o venderla un 50% más barato “deteriora la imagen que tiene el cliente de lo que vale lo que le estamos dando. Este es un tema que dentro del sector debemos valorar. Esta estrategia nos va a hacer daño”.

Según algunos cálculos, el IoT

reduce la siniestralidad un 70%.

Pero el sector no se lo cree

El proceso de digitalización y todo lo que le rodea genera también muchos desafíos. Amalio Berbel destaca que, según algunos cálculos, el Internet de las Cosas, con los nuevos aparatos que miden la temperatura, el humo de la casa… reduce la siniestralidad hasta en un 70%. Sin embargo, eso no está tan claro: “A los actuarios nos parece excesivo”.

En este sentido, Albert Manzanares reconoce que con el lanzamiento de ‘Hogar Go’, seguro de Caser que incluye un kit de domótica, se ha apreciado algo de reducción de la siniestralidad pero su efecto no es tan importante, ni tampoco es el objetivo que se perseguía con este lanzamiento, según asegura. También hace hincapié en que el seguro de Hogar es un producto con una prima media de 200 euros al que hay que incorporar una tecnología de más de 200 euros: “La complejidad está en cómo equilibrar un coste que es casi mayor que el de la propia póliza apostando por una permanencia sin podérsela requerir, y que la expectativa del cliente se vea cumplida. Nos interesaba lanzar para aprender, y creemos que la cantidad de aplicaciones que se le puede llegar a dar es tan grande que es difícil pensar que a la larga no estemos metidos todos ahí. Pero el primer paso es difícil, sobre todo el de equilibrar los costes”.

Jesús Marco coincide en que el camino va a ser complicado, “se plantean grandes retos e incógnitas que a día de hoy no están resueltas, pero todos acabaremos teniendo en casa aparatos que se conecten con nuestros portátiles y teléfonos y vamos a pedir que eso se aplique también a nuestros seguros. La apuesta es interesante y acertada”.

Otros retos puestos sobre la mesa durante el debate fueron los problemas a la hora gestionar y comprender la información que proporciona el big data o la necesidad de actualizar las garantías.

Los datos del ramo

Pablo Jiménez, responsable de Proyectos del Área de Investigación de ICEA, fue el encargado de describir la situación actual del seguro de Hogar. A finales de abril, las primas avanzaban a un ritmo del 3,4%, siendo la modalidad de Multirriesgo que más crece. En relación a la prima media, con datos de finales de 2015, la tasa de variación, aunque está cercana a cero, ha aumentado unas décimas.

El seguro de Hogar crecía a un ritmo

del 3,4% a finales de abril

Respecto a los canales, el canal directo ha crecido un punto porcentual en detrimento del bancario. Las pólizas se incrementaron en productos no vinculados en todos los canales, mientras que medido por primas, aumentó en el caso de los no vinculados solo en agentes-corredores. El capital medio se ha reducido ligeramente, lo que se observa tanto en productos no vinculados como vinculados, siendo el capital medio de estos últimos superior. 

Las anulaciones se han comportado aceptablemente bien. El ratio de anulaciones respecto a pólizas expuestas es del 12,5%, algo más de un punto porcentual menos que en 2014. Los motivos de las anulaciones han descendido en todos los casos, sobre todo en los de ‘por causa del cliente’.

Por último, en relación a los resultados, lo más destacable ha sido la evolución del resultado financiero que, en coherencia con las rentabilidades que están dando los mercados, se redujo 0,4 puntos porcentuales. El resultado técnico se incrementó 0,1 puntos porcentuales, por lo que el resultado total, 12,80%, experimentó un descenso de 0,3 puntos porcentuales. 

  Votar:  
Resultado:   1 voto