Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

18 de abril
08:58 2017
Compartir

González de Frutos bendice la inversión en infraestructuras

La presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos, se encuentra en Chile participando en el debate ‘Sistemas de pensiones: desafíos y perspectivas. Rol de las administraciones de fondos de pensiones y las aseguradora’, dentro de su papel como presidenta de la Federación Interamericana de Empresas de Seguros (Fides).

En su primera intervención en el seminario se ha referido al reto de las Pensiones en su vertiente inversora. Al referirse al ahorro-previsión de prestación definida desde el punto de vista del activo ha destacado que “no suele haber mucha oferta de elementos en el mercado que permitan un casamiento perfecto a plazos”. Por ello, aquellos que cuentan con compromisos a largo plazo apuestan por la renta fija y dentro de ella la deuda pública de los Estados. A pesar de esta apuesta menciona que cuenta con 2 problemas: los países son renuentes a emitir compromisos a muy largo plazo y tampoco les gusta emitir deuda indexada con la inflación.

A estos problemas habría que añadir que tanto las acciones como el inmobiliario son las inversiones que cuentan con los mejores retornos. No obstante, invertir en ellos de manera individual comporta enormes riesgos, asegura González de Frutos.

Alternativa viable

Es en este contexto es donde la presidenta, en el acto organizado por IAIS-ASSAL y AIOS, ha destacado que hay alternativas de inversión recomendables cuando se invierte de forma mutualizada.

Aquí aparecen las inversiones en infraestructuras, que si bien todavía hoy está en fase embrionaria, “se trata de una alternativa técnicamente viable y muy interesante”, ha asegurado. Aun así, ha mencionado que habrá que “aclarar muchas cosas antes de que sea una realidad”.

Uno de ellos es la certitud en la rentabilidad puesto que es el deseo de los grupos aseguradores que tienen entre manos compromisos a largo plazo, y todavía está por ve “en el caso de muchos proyectos de infraestructura”. Lo que sí está claro es que el seguro puede tomar parte “en mecanismos de financiación alternativos a los clásicos” y puede ser un campo más de colaboración público-privada.

Sector fuerte

Respondió también a aquellos que consideran que estas nuevas formas tienen sentido si no comportan riesgos excesivos. La visión ante esto de la presidenta es que el seguro es fuerte y ello se ha notado con el test de estrés de los supervisores y el que ha obligado la realidad financiera. En este periodo “los muchos compromisos se han seguido honrando sin problema alguno”.

Añade que la realidad teórica también da la razón al seguro. Pone como ejemplo los resultados de los test de Eiopa donde se concluye, siendo uno de los mercados con mayor compromisos de rentabilidad mínima, es de los que menos problema de descalce tiene entre la duración del activo y la del pasivo.

La respuesta a la solidez del sector asegurador no sólo se produce en Europa. Indicó que el IAIS (Asociación de supervisores) apruebe los Global Insurance Capital Standars (ICS) “generará una onda expansiva por la cual muchos sistemas supervisores lo van a adoptar de una manera u otra”. Ante este hecho la presidenta llamó a incrementar el diálogo con los supervisores para explicar los puntos de vista del seguro y pidió que los profesionales adopten medidas conjuntas y coordinadas.

Asumir más riesgo

Finalizó su discurso reclamando un esquema regulatorio que otorgue razonables márgenes de actuación para los compromisos a largo plazo porque el seguro “ha demostrado su capacidad de reacción y cuenta con herramientas para reaccionar”.

Estas normas irían encaminadas a asumir cuotas razonables de riesgo de manera que el ahorro-previsión “pueda cumplir con su función, que no es otra que allegar rentas futuras a favor del partícipe”. La otra opción, indica, es que el gestor del ahorro traspase al partícipe los riesgos e incertidumbres, concluye.

  Votar:  
Resultado:   0 votos