Viernes, 15 de diciembre de 2017

Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

19 de enero
08:45 2016
Compartir

Hay un cambio de tendencia positivo en la percepción social del fraude en Autos

El hecho de que la intención de defraudar al seguro de Autos se haya reducido un 50%, pasando de 8 millones a 4,7 millones, habla de un cambio de tendencia en la percepción social de estos delitos. Así lo cree, al menos, Línea Directa y así lo ha señalado durante la presentación de su ‘III Barómetro del Fraude en el Seguro de Autos’ que se mide con datos ocurridos entre 2013 y 2014.

Otro dato que lleva a pensar en este cambio positivo al director de Gobierno Corporativo de la aseguradora, Francisco Valencia, es que hay un mayor conocimiento de las implicaciones legales si se comete un fraude gracias a una mayor labor de concienciación. Otro punto positivo es la reducción en el pensamiento de que defraudar ‘es algo cultural’ y se ve más bien como una necesidad surgida de situaciones como el paro.

El 35% justifica el fraude

A pesar de ello el camino por delante es largo y arduo. El informe señala que todavía hay 9 millones de conductores que justifican el fraude al seguro (un 35%), aunque el porcentaje ha caído en relación al anterior informe. De igual forma, 5,2 millones de automovilistas sostienen que podrían cometer fraude si supieran que no van a ser descubiertos.

Entre los motivos para ello que enumeran los conductores se encuentra la intención de bajar la prima de su póliza -un 28%-, arreglar el coche sin pagar -17%- o porque lo hace todo el mundo -13%-. Respecto al tipo de fraude, un 35,5% confiesa que ha incluido más daños de los reales en el parte, un 6% admite haber simulado un golpe con un tercero y un 8% afirma que ha exagerado sus lesiones.

En este sentido, el Barómetro señala que el 95,5% de los fraudes se refieren a daños materiales con un coste medio de 550 euros, mientras que un 4,5% son daños corporales con un coste medio de 17.400 euros. De estos últimos, el 98% tiene relación con la simulación o agravación, como el esguince cervical. Preguntado Valencia por las consecuencias de la objetivación del daño a raíz del nuevo Baremo de Autos que ha entrado en vigor, señaló que caerán estos casos, pero al crecer las indemnizaciones de grandes lesionados el resultado general será un aumento entre el 14% y el 16% de las indemnizaciones de este tipo.

Un coste total en aumento

En opinión de Línea Directa, el 6,3% de todos los siniestros que se declararon en 2014 eran fraudulentos, lo que hace concluir que el fraude se ha multiplicado por 3,5 desde el año 2009. Se calcula que estos delitos suponen un coste para el sector, sólo en el ramo de Autos, de 1.190 millones de euros, un 18,5% más que en 2012 y más de un 50% desde 2009.

Como curiosidad los meses en los que más se defrauda son los de vacaciones o cerca como mayo, junio, julio y también enero. Por su parte, los lunes son los días con más fraudes de este tipo. De esta forma se podría concluir que los lunes de julio los departamentos de siniestros tienen que estar muy atentos, mientras que los domingos de noviembre podrían tener vacaciones, ni servicio de 24 horas.

  Votar:  
Resultado:   0 votos