Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

14 de septiembre
10:10 2011
Compartir

Letra pequeña y lenguaje demasiado técnico lastran el conocimiento de las pólizas

La letra pequeña y el lenguaje demasiado técnico siguen siendo las principales dificultades que se encuentran los consumidores a la hora de contratar un seguro. Ésta es una de las conclusiones del estudio de DKV Seguros dentro de su programa Lenguaje Claro, que se presenta el miércoles en el Colegio de Mediadores de Valencia. Se trata de una iniciativa impulsada por DKV con la colaboración del Consejo General y la Unión de Consumidores (UCE), para lograr hacer más comprensibles los seguros a la población y fomentar la transparencia del sector. 

El estudio se ha realizado entre más de 3.000 consumidores de toda España para conocer cuál es la percepción que existe de los seguros y qué dificultades se encuentran a la hora de contratar este tipo de productos. En la Comunidad Valenciana, el 43% de los encuestados señala la letra pequeña como el motivo más complicado, seguido del lenguaje complejo (27%). Y es que para la mayoría contratar un seguro resulta un proceso complicado. El 71,1% de los valencianos afirma necesitar la ayuda de alguien antes de firmar un seguro para entender todos sus puntos, mientras un 18% reconoce que no se lee las cláusulas. Según el estudio, el lenguaje de los seguros ha evolucionado en los últimos años para facilitar su comprensión, así lo afirman el 30%. Respecto a hábitos de consumo, se desprende que un 81,5% de los valencianos tiene algún tipo de seguro, los más habituales Autos, Hogar, Salud y Vida. 

Determinadas palabras son demasiado técnicas o confusas. Sin duda, la expresión más conocida es parte de siniestro (un 95%), seguida de carencia, término que ya empieza a quedar más claro respecto al anterior estudio. Un 75,5% de valencianos dice conocerlo, frente a un 50% de 2002 que no conocía su significado. Sin embargo, el término que aún genera menor entendimiento es “franquicia”, un 34,3% de las personas encuestadas lo confunde con las empresas que licencian marcas.

Como consecuencia del programa “
Lenguaje Claro”, en los últimos años DKV ha establecido medidas para hacer el lenguaje de los contratos más claro y comprensible. Ha revisado todas sus pólizas para que cumplan con los principios de transparencia y claridad, cuentan con un nuevo formato que contribuye a un mejor entendimiento, el tamaño de letra es mayor y se han sustituido aquellas expresiones demasiado técnicas por otras más claras. En todos los condicionados ha incluido un resumen de coberturas, con las preguntas más frecuentes, y todos los contratos están revisados por la UCE.

  Votar:  
Resultado:   1 voto