Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

24 de mayo
14:02 2017
Compartir

Las mujeres mayores con dependientes a cargo autoperciben mal su estado de salud

La autopercepción de nuestro estado de salud es uno de los indicadores utilizados a nivel global en los estudios sobre salud, ya que tiene una correlación real con el estado general de la salud de la población. En este sentido, las mujeres españolas de más de 50 años y con dependientes a su cargo son el grupo de población española que autopercibe peor su estado de salud. Esta es la conclusión que se desprende del estudio ‘Salud en la vida adulta y su relación con el envejecimiento saludable’ presentado por la investigadora de la UNED Rosa Gómez-Redondo en la Fundación Mapfre.

La investigación se realizó sobre datos de la Survey of Health Ageing and Retirement in Europe y la Encuesta Nacional de Salud con el objetivo de determinar el estado de salud percibido por la población mayor de 50 años y analizar los factores que condicionan este estado.

Otra de las conclusiones importantes fue la gran diferencia entre los sexos. Si bien las mujeres españolas son las más longevas de Europa, su estado de salud al final de su vida es peor que el de los hombres. Llama además la atención que comienzan a edades muy tempranas, cercanas a los 50 años, a sentir limitaciones en su estado de salud. Ante este hecho, la investigadora reflexionó sobre la importancia del contexto social en este análisis y el tradicional papel de la mujer en la sociedad española como vertebradora de la familia. Pasados los 50 la mujer siente que pierde fuerzas para realizar todas las tareas que supuestamente son de su competencia y percibe que aumentan sus limitaciones físicas. En consecuencia, este estado le provoca un desequilibrio, que lleva a que un 30% de la población femenina de más de 50 años confiese padecer ansiedad o depresión.

Además, un alto porcentaje de mujeres presentan en su vejez más de una enfermedad crónica que les obliga a consumir variados medicamentos con lo que sienten especialmente mermadas su capacidad física y cognitiva.

En relación con los países de nuestro entorno, el estudio pone de manifiesto que España se encuentra al mismo nivel que los países del Sur de Europa, a bastante distancia del grupo de países como Suecia, Países Bajos o Dinamarca en los que la percepción general del estado de salud es mucho más positiva.

Cuidar a familiares supone un gran impacto para la salud

Uno de los factores que más impactan en la salud de las mujeres mayores de 50 años es el hecho de cuidar o no a familiares dependientes. Del análisis se desprende que las personas cuidadoras perciben peor su estado de salud, especialmente las mujeres. Esto se debe a que, comparado con los varones, las mujeres suelen asumir las tareas de apoyo informal más exigentes, de mayor duración y tiempo, como el aseo y cuidado personal de las personas dependientes, lo cual incide negativamente en su bienestar y la percepción de su salud.

Finalmente, el estudio también reseña la relevancia de los aspectos emocionales y psicológicos en la salud de las personas. Los datos señalan que en general los españoles tienen una buena salud mental, siendo mejor la de los varones y empeorando a medida que aumenta la edad o los factores ya comentados de ser o no cuidador de persona dependiente. Esta situación en la que se percibe poco apoyo social provoca ansiedad y estrés y por tanto resta calidad de vida.

El estudio también ha querido alertar a las autoridades de la necesidad de poner en marcha políticas sociales que permitan la consolidación de redes de apoyo y que permitan la conciliación de las obligaciones familiares con las laborales pare evitar que este factor deteriore la salud de la población.

 

 

 

 

 

  Votar:  
Resultado:   0 votos