Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

25 de abril
13:23 2016
Compartir

Las multas de tráfico no modifican malas conductas al volante

4 millones de conductores han sido sancionados hasta 5 veces en ciudad en el último lustro. Un dato que a juicio de Francisco Valencia, director de Gobierno Corporativo de Línea Directa, indicaría que las multas que se imponen no sirven para mejorar ni para modificar las conductas de los conductores. Un informe elaborado por la fundación de la aseguradora, presentado esta mañana, muestra que el 60% de los conductores reconocen sobrepasar de manera habitual los límites de veloecidad, especialmente en circunvalaciones y travesías urbanas.

Otro dato relevante es que la accidentalidad en zonas urbanas repunta. Los accidentes con víctimas han aumentado entre 2011 y 2014 un 20%, mientras que el número de heridos hospitalizados lo ha hecho un 5%. Mejoran algo los datos en relación al los fallecidos: caen un 3,5%, aunque poco si se compara con el 22% de las muertes en carretera. Valencia ha destacado que “no es un problema menor”.

Hasta 5 veces más de multas

El estudio, titulado ‘Multas, ¿recaudación o reeducación? Sanciones de tráfico en los Ayuntamientos españoles 2011-2014’, muestra que el volumen de sanciones en estas administraciones es hasta 5 veces más que las de la DGT. La Administración central acapara el 14% del total de multas, frente al 76% de los consistorios.

Los motivos de las sanciones tienen que ver con la seguridad vial en un 70% de los casos, frente al 30% que se imponen por cuestiones de movilidad. Se muestra así, indica el directivo de la aseguradora, que la percepción del 90% de los ciudadanos que cree que todo es por un afán recaudatorio no es cierta. De hecho, el número de sanciones, en el tiempo estudiado, ha caído en 10pp. Las causas según la fundación tienen que ver con la crisis económica y la menor movilidad, lo que se traduce en menos accidentes y menos sanciones.

Los hechos más sancionables son el exceso de velocidad (44,2%), el estacionamiento regulado (27,1%) y el estacionamiento indebido (13,4%). Respecto a los parquímetros, el 91% tiene una opinión mala o regular con su uso y cree que su fin es recaudatorio. Estos elementos generan tensión en las ciudades y casi el 3% de los conductores -780.000- reconoce haber agredido, insultado o discutido fuertemente con un trabajador.

Por capitales de provincia, Madrid, Barcelona y Palma de Mallorca son las que más multas firman, mientras que Cáceres, Badajoz y Jaén las que menos. El informe destaca que la densidad de población, el diseño urbano y las grandes aglomeraciones de tráfico están detrás del mayor número de sanciones en estas provincias.

Multas por crisis

Los ciudadanos unen con aplastante claridad las multas con el interés por recaudar. Al 90% mencionado hay que unirle que 6 de cada 10 cree que los ayuntamientos han usado las multas para paliar la falta de ingresos por la crisis.  Sobre el uso del dinero que se recauda, 22,3 millones de conductores desconocen por completo su utilización y el 95% destinaría su totalidad a mejorar la seguridad vial como hace la DGT desde 2009.

El informe también refleja que recurrir una sanción y su éxito no están relacionados. Sólo un 6% cree que hay garantías a la hora de recurrir y un 70% se siente indefensos o con pocas posibilidades de ganar.

  Votar:  
Resultado:   0 votos