Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

31 de octubre
09:01 2014
Compartir

40ª Semana Mundial: El deber de hacer las cosas bien y el futuro del sector basado en las personas

El Colegio de Mediadores de Barcelona ha celebrado su 40ª Semana Mundial con la premisa en esta edición de abordar y reflexionar sobre las ideas para afrontar los cambios sociales. Un encuentro que ha tratado de "unir el presente y el futuro", examinar el modelo social reinante y cómo responder desde todos los sectores, planteó en la apertura Lluís Ferrer, presidente del Colegio.

Ignacio Mariscal, consejero delegado de Reale, además de plantear que en el futuro el sector asegurador "no seamos el patito feo del mundo financiero", dejó sobre la mesa que los jóvenes cuentan con la ventaja de tener por delante todo el futuro pero también la desventaja de la incertidumbre. Recomienda a los jóvenes la previsión, comenzar y cambiar los hábitos pensando en el futuro. Lo importante "no es cuánto, es qué, es empezar", y ahí entra la labor de asesoramiento de los mediadores.

El CEO de ARAG, Mariano Rigau, cree que sustancialmente no se han detectados cambios en los consumidores, no ha cambiado la forma de reclamar aunque la crisis sí "ha agudizado la necesidad de conocer qué derechos tienen". Conocen más y hay una nueva tipología de reclamación, y cuando hay más necesidad, "se hace más patente la lentitud de la Justicia y que no funciona". Pidió al ministro de Justicia la eliminación de las tasas judiciales, que se reforme el procedimiento judicial y se fomente la mediación de conflictos. Y que la Justicia "sea rápida, equitativa y que el ciudadano perciba que funciona".

En su caso, Iván de la Sota, consejero delegado de Allianz, destacó el compromiso con el mercado y que el marco institucional ofrece garantías para atender todas las necesidades. Apuntó que la mediación "lo hace cada vez mejor" y así se valora en las encuestas entre los clientes. "Creo que las compañías y la mediación lo hacemos bien pero tenemos mucho camino en innovaciones tecnológicas".

A juicio de Joan Castells, presidente de Fiatc, la mediación se ha adaptado en los últimos tiempos pero las oportunidades las tendrán los que saben utilizar las herramientas, que dan a sus clientes un asesoramiento y un trato humano. "No podemos actuar ante los consumidores y al cabo de un año o cuando ocurre un siniestro dejarlos de lado", por lo que la mediación "debe saber quién trabaja en ese sentido".

Enrique Huerta, CEO de Liberty, no duda de que el futuro estará marcado por la tecnología. Un mundo en el que empresas como Google y Apple se dice que serán actores destacados en seguros, pero sobre lo que hay que matizar: Google, por ejemplo, obtiene bastantes ingresos por las palabras de seguros y aunque ha comprado comparadores en algunos países, no ha ido más allá. En su caso, Google "seguirá siendo un actor pero hay incertidumbre sobre cómo".

En torno a los cambios sociales, el consejero delegado de, AXA, Jean-Paul Rignault, habló de la situación económica y de crisis social, especialmente en España hay un espíritu más vinculado a la crisis que a una reacción como sociedad. El mediador, según Rignault, debe encontrar sus espacios y no duda en afirmar que "creo en el futuro de la mediación pero con un mayor asesoramiento".

Carlos Esteban, director de RRHH y Responsabilidad Corporativa de Zurich, insistió en destacar las cosas buenas del sector, ponerlas en valor. Por ejemplo, "que en los últimos 7 años ha sido el único que ha creado empleo".

Las personas marcarán el futuro del sector

Los directivos que participaron en el debate coincidieron en que a pesar de que el sector evolucione y experimente cambios impredecibles, las personas seguirán marcando el futuro. Joan Castells (Fiatc) considera que las personas que intervienen serán fundamentales para contratar e ir más allá, pese a que sea un futuro muy tecnificado. Pero en ese futuro "todos tendrán que ser profesionales", incluidos todos los que atienden al cliente. Para Ignacio Mariscal (Reale), "somos un sector de personas" y en los próximos años "auguro un gran futuro para la mediación".

"Si el consumidor es tirano hoy y está informado, lo estará más", valora Enrique Huerta (Liberty). Además, el seguro estará más hecho a la medida y más personalizado. También lo estima Jean-Paul Rignault (AXA): el cliente manda, decide, "y debemos anticiparnos a sus exigencias, a un producto más sencillo y más personalizado".

Además, Mariano Rigau (ARAG) afirma que "el cliente seguirá siendo el rey" y no se debe olvidar que dentro de los años que sea seguirá habiendo riesgos y habrá que prevenirlos, aunque "todo lo que envuelva esa parte esencial será imposible prevenirlo".

Iván de la Sota (Allianz) prevé que las compañías y la mediación lo harán mejor que hoy. Habrá productos más baratos y sencillos, y el mediador se mantendrá con su buen consejo y cercanía. Y Carlos Esteban (Zurich) pide que en el futuro el sector asegurador sea muy percibido por su contribución.

Premios de la 40 Semana Mundial

En esta edición el Premio 'Popular' ha correspondido a Enrique Evangelista, director del Pool de Mediadores y el Premio 'Muntadas' a Vicente Tardío, presidente de Allianz. Este año se ha introducido un Premio 'Especial' para Catalana Occidente que recogió su presidente, Josep María Serra.

Previamente se entregaron las distinciones a los colegiados de mérito.

 

 

 

  Votar:  
Resultado:   0 votos