Sábado, 16 de diciembre de 2017

Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

02 de junio
08:47 2016
Compartir

El objetivo de las aseguradoras es ser flexibles para adaptarse lo más rápido posible a los cambios

En la tarde de ayer arrancó el XI Congreso Nacional de Agentes y Corredores en Granada. Lo hizo con una mesa redonda compuesta por los principales directivos de AXA, Grupo Catalana Occidente, Liberty y Reale. Los 4 expusieron su opinión sobre 6 temas: cliente, nuevas necesidades aseguradoras, nuevas tecnologías, ramos mejores o peores para los mediadores, banca y visión de negocio dentro de una década.

Una de las conclusiones consistió en destacar que nadie tiene una ‘varita mágica’ para conocer qué pasará en el futuro y cómo será el negocio y el cliente en los próximos años. Destacó Enrique Huerta, consejero delegado de Liberty, que lo que importa es que “nuestras empresas estén capacitadas para ser adaptables. Preparar las culturas organizativas para dar respuesta a los cambios”. Indicó que hoy en día establecer un plan cerrado a 5 años es difícil. En esta misma línea, Ignacio Mariscal, consejero delegado de Reale, advirtió que el objetivo es ganar en “flexibilidad para responder con rapidez”. En este sentido indicó que tenemos un ‘aliado’ en la Administración y su lentitud en legislar sobre los cambios. Respecto al futuro el director general de Grupo Catalana Occidente, Francisco Arregui,  se mostró confiado en que el sector sabrá adaptarse “y no defraudará al ciudadano. Una vez más, ahí estaremos”. Jean-Paul Rignault, consejero delegado de AXA, mencionó que en los próximos años el envejecimiento será una de las claves; especialmente habrá que discutir y encontrar soluciones sobre su financiación y el bienestar y calidad de vida.

4 retos de futuro

En la presentación del congreso se emitió un vídeo centrado en los cuatro aspectos que con más fuerza impactarán en el seguro en los próximos años: demografía (Vida, Salud, Dependencia), economía (asuntos fiscales y grandes catástrofes y cambio climáticos), tecnología (uso del Big Data) y canales de comercialización (nuevos clientes, contacto cuando ellos quieran, nuevas herramientas).

Respecto al cliente en Catalana Occidente apuntan que hay 3 exigencias principales: personalización tanto en productos como en servicios, accesibilidad total y ser más flexible en la contratación, el pago, la gestión de la póliza y las relaciones con el cliente. Lanzó un mensaje optimista a los mediadores y dijo que “será el principal actor en la distribución” en los próximos años.

Por su parte, el directivo de AXA puso encima de la mesa nuevas realidades sociales como la “economía colaborativa que afectará al mercado y al negocio”, o la inmediatez necesaria que obliga a estar presentes 24 horas los 7 días. Es necesario pasar de una “visión de producto a una visión de cliente”.

Desde Liberty hicieron hincapié en valorar que estamos en un momento de incertidumbre (pensión, trabajo…) y “la certidumbre la dan las personas y la mediación es el centro de nuestro negocio”. Se indicó que se habla mucho de coches autónomos o riesgos a futuro pero quizá se mira menos realidades de hoy como si las ciudades están preparadas para clientes con más edad.

Reale considera que el cliente está más informado “hasta el punto de que está mal educado” en el sentido de que se “acostumbra a lo bueno y no se acuerda”. Además, es muy volátil y lo que pide un lunes lo cambia un miércoles. Es necesario, por mucha información y tecnología de hoy, contar con las personas que ‘miran a la cara’ al cliente, que están cerca.

Los directivos apostaron por reforzar el triángulo compañía-mediador-cliente. Indicaron que será necesario encontrar nuevas fórmulas de relación y repensar los procesos de gestión y las formas de trabajar.

  Votar:  
Resultado:   2 votos