Jueves, 14 de diciembre de 2017

Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

02 de febrero
08:49 2016
Compartir

Obsesión por los ingresos: Complicado encontrar inversiones para cubrir las obligaciones futuras

La búsqueda de más ingresos está llevando a las compañías de seguros, tanto europeas como norteamericanas, a emprender novedosas y distintas estrategias. Muchas han aparcado su prioridad por la renta fija y los directivos señalan que las políticas restrictivas y las regulaciones estrictas afectan a la estructura de capital y los costes. Por ello, nuevas formas de invertir y gestionar el riesgo son más necesarias que nunca. Entre ellas, el 92% de los directivos señala que es necesario hacer más complejas sus carteras para cumplir los objetivos de inversión.

Así se afirma en una encuesta que ha elaborado Natixis entre más de 200 directivos de seguros. En la misma se indica que el 60% afirma que los rendimientos de capital son su principal prioridad en la inversión y un 68% duda entre generar retornos y la protección de los activos a la hora de invertir. Además, más de tres cuartas partes (el 77%) consideran que la coyuntura actual hace más difícil encontrar inversiones que generen los retornos suficientes para cubrir las obligaciones futuras.

En esta búsqueda de más rentabilidad, casi la mitad de los ejecutivos de seguros, un 42%, está buscando gestores de activos externos para que lleven por lo menos algunas de sus actividades de inversión.

 

Equilibrio delicado

Fabrice Chemouny
, vicepresidente ejecutivo y jefe de ventas de Natixis, considera que las compañías requieren de estabilidad para cubrir sus inversiones y mejorar sus márgenes, sin aumentar el riesgo y los costes de capital. Cree que las nuevas normas hacen que el proceso de asignación sea mucho más complejo. Indica también que el “efecto a largo plazo de los bajos tipos de interés limita las opciones tradicionales” y hace que se convierta en un “equilibrio muy delicado”.

Preguntados en la encuesta sobre lo que tienen previsto para mejorar la rentabilidad, los directivos apuestan por acudir a inversiones alternativas y conseguir allí lo que no le darán las realizadas en renta fija.

Además enumeran 3 puntos: Casi el 60% apostará por crecer en inversiones no tradicionales y que no tengan que ver con la evolución de los mercados como bienes raíces, infraestructuras, capital privado. Crecer la participación en acciones también será un aspecto importante en 2016, por encima de los bonos (sólo lo hará el 17%). Llevar a cabo estas acciones hacia inversiones diferentes se prevé como una apuesta complicada porque 6 de cada 10 de los directivos cree que se ha vuelto más difícil por las nuevas exigencias de capital y los mecanismos de control.

No preparados


La encuesta también analiza la preparación de la industria aseguradora para los cambios normativos de envergadura que han empezado. El 67% de los directivos afirma que no están los suficientemente preparados. La regulación es, para la mitad de los directivos, la mayor amenaza para la industria de seguros. Aun así creen que las normas han conducido a ser más eficientes con el capital y que generará mayores inversiones en la gestión y mejora de los riesgos.

 

  Votar:  
Resultado:   1 voto