Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

23 de septiembre
13:55 2015
Compartir

Pensiones: Cada vez se traslada más la responsabilidad a los ciudadanos

Ayer tuvo lugar en Madrid la conferencia internacional ‘¿Hacia una crisis global de las pensiones? Cómo afrontar una creciente longevidad’, organizada por AFI en colaboración con el Instituto Aviva. Ignacio Izquierdo, CEO de Aviva España, ha advertido en la inauguración de la jornada que el hecho de que cada vez vivimos más “marca unos retos importantes para las sociedades, para todas. Hay que acometer esta situación con decisión y creatividad”. También ha destacado el hecho de que las soluciones que existen para abordar este problema pasan cada vez más por los individuos: “Cada vez trasladamos más responsabilidad a los ciudadanos, y hay que ayudarles con herramientas y formación a que tomen lo mejor posible esas decisiones”, extremo en el que han coincidido los ponentes que han participado en las jornadas.

Emilio Ontiveros
, presidente de AFI Escuela de Finanzas, ha afirmado durante su discurso que “nos encontramos en el trance de dejar atrás una crisis económica de alcance que ha tenido como denominador común la erosión en el crecimiento potencial de las economías, el desempleo, la reducción de la capacidad de maniobra de las finanzas públicas, incluso la instalación de un escenario de bajo crecimiento durante años. Y un entorno financiero que compromete la evolución de compañías financieras, como las aseguradoras”. En este sentido ha explicado que en España “es difícil conciliar el tener instrumentos financieros por parte de las compañías de seguros en Planes de Pensiones con el grado de bancarización tan intenso que existe en nuestro sistema”. Emilio Ontiveros considera que “la propia transformación del sistema financiero en la dirección de dar más protagonismo a los mercados de capitales frente a la banca va a condicionar esa transición, y es un elemento al que hay que prestar atención”.

En la conferencia han participado expertos internacionales que han abordado desde distintas perspectivas el problema de la longevidad. James Vaupel, director ejecutivo y fundador del Instituto Max Planck de Investigación Demográfica, en su ponencia ‘Tendencias y consecuencias de la longevidad’, ha asegurado que el aumento de la esperanza de vida es lineal y no va a presentar signos de desaceleración respecto al ritmo que ha mantenido en las últimas décadas gracias a nuevos descubrimientos. En la próxima una o dos décadas pronostica que se producirán avances contra el cáncer y la demencia y el desarrollo de terapias genéticas; se realizarán progresos en regenerar y rejuvenecer órganos, en reemplazar el deterioro genético; y todo ello ayudado por la nanotecnología.

También ha explicado que los avances que se están produciendo respecto al aumento de la esperanza de vida son ahora diferentes que en el pasado. Por ejemplo: Japón ha desplazado al país que contaba hasta entonces con la mayor esperanza de vida, Suecia; los progresos realizados respecto a la causa de la muerte se centran ahora en las enfermedades crónicas mientras que antes era en las infecciosas; y la edad en la cual la mortalidad se ha reducido se ha desplazado desde la infancia a la vejez.

Trabajar más años, pero menos horas


Como conclusión, este experto considera que vamos a vivir más, en mejor estado de salud a cada edad, vamos a retrasar la discapacidad hacia edades más tardías, y vaticina que en el futuro trabajaremos más años, pero menos hora por semana.

Clive Bolton
, director de Retirement Solutions de Aviva UK & Ireland, habló sobre las ‘Tendencias de los consumidores en el mercado de las pensiones en el Reino Unido’. A su juicio, y basándose en las tendencias observadas en el mercado británico, se ha producido una profunda transformación de los productos puestos a disposición de los clientes para la jubilación. Además, al igual que Ignacio Izquierdo, ha insistido en que los clientes tienen que asumir mayor control sobre sus finanzas e inversiones. También ha subrayado el hecho de que existen ‘gaps’ y redundancias entre productos y en que la infraestructura para crear productos a medida no está madura. Este experto considera que se necesitan productos innovadores que permitan al ahorrador financiar su jubilación.

Nicolas Barr
, profesor de Políticas Públicas de la London School of Economics, se ha preguntado si vamos ‘¿Hacia una crisis global de las pensiones? A su juicio, el principal problema es que se reacciona tarde, y la solución: reducir las pensiones mensuales, retrasar la edad de jubilación, aumentar las cotizaciones o el ahorro y poner las medidas necesarias para incrementar la productividad. Considera que “cualquier propuesta que mejore el sistema de pensiones que no tenga en cuenta una o más de estas claves es ilusorio”. Este experto ha insistido en que no tenemos un ‘problema de envejecimiento’ o una ‘crisis de las pensiones’, “que las personas vivan más es una buena noticia; no un problema sino un triunfo, el problema no es que la gente vive demasiado, sino que se retiran demasiado pronto”.

Por último, la profesora Elisa Chuliá, de la UNED, en su ponencia sobre ‘Gestión de la longevidad, innovación social y cambios culturales’, ha hecho hincapié en la desconfianza y preocupación que genera entre la población el envejecimiento y el miedo a no disponer de suficientes recursos para afrontarla. Esta preocupación, a su juicio, contrasta en el caso español con la demanda constante de apoyos públicos, con el mantenimiento, e incluso incremento, de la cartera de servicios sociales y un debate público prácticamente inexistente sobre cómo gestionar el problema de la longevidad desde una perspectiva económica, social e individual. 

 

 

 

 

  Votar:  
Resultado:   1 voto