Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

18 de julio
08:30 2017
Compartir

Las primas en España deberían crecer un 37,2% para cerrar la brecha del seguro

En 2016, el negocio asegurador creció en España un 12,4% hasta los 63.892 millones de euros. Lo más interesante de este dato no es la cifra en sí misma sino cómo se ha construido ese crecimiento. Según ha explicado Manuel Aguilera, director general del servicio de estudios de Mapfre, en la presentación del informe 'El mercado español de seguros en 2016' publicado por Fundación Mapfre, los seguros de Vida contribuyeron aportando 9,8 puntos porcentuales (pp) al total del crecimiento, mientras que los de No Vida aportaron 2,6 pp: "Es interesante que por 2º año consecutivo ambas contribuciones al crecimiento fueran positivas, lo que no ocurría desde antes de la crisis. Es un signo de recuperación y repunte del sector asegurador". El mayor dinamismo de los seguros de Vida "muestra una mayor sofisticación del sistema financiero", según apunta Manuel Aguilera. El avance se debió fundamentalmente al tirón de Vida Ahorro.

El informe ha analizado otros parámetros importantes para conocer la salud del sector asegurador español, como la concentración, que ha crecido en los últimos 10 años, pero en niveles absolutos es de solo 597 puntos, por debajo de lo que se puede considerar una industria concentrada (1.000 puntos). Las 5 principales compañías exhiben también niveles moderados de concentración, lo que indica que existe una sana competencia en la industria, explica Aguilera.
 

El futuro crecimiento del sector

estará dirigido por el seguro de Vida
 

La evolución técnica también fue favorable, con un ratio combinado del 105,6% frente al 109,1% del año anterior. El de No Vida se situó en el 93,6%, 1,1 pp por debajo del de 2015: "La mejora del ratio combinado del segmento de No Vida, con valores por debajo del 100% tanto en 2015 como en 2016, muestra el mantenimiento de una operación técnica sana por parte del sector asegurador español". La rentabilidad de las inversiones fue del 3,8%, muy por encima de los tipos de interés libres de riesgo en todos los plazos. El ROE se colocó en el 10,7%, la primera vez que aumenta desde 2010.

Hay varias tendencias estructurales que explican la buena evolución del negocio. En primer lugar, el avance del nivel de penetración, que se situó en el 5,74%, el nivel histórico más alto. El aumento fue de 0,45 pp, crecimiento que el director general del servicio de estudios de Mapfre calificó de "espectacular". La recuperación del nivel de penetración la ha liderado Vida, mientras que prácticamente se mantiene sin cambios en No Vida: "Tiene sentido. España es un mercado saturado en No Vida, pero en Vida hay un nivel de desarrollo bastante menor, por lo que el crecimiento ahora y futuro de la actividad aseguradora estará prácticamente dirigida por los segmento de Vida", afirma Manuel Aguilera. La penetración del seguro de Vida es del 2,8%, 0,42 pp más, y la de No Vida del 2,94%, 0,03 pp más.

Los indicadores de penetración,

densidad y profundización alcanzan

máximos históricos

Respecto a la densidad del seguro, la partida destinada por cada español a la compra de seguros creció en 2016 un 12,4% hasta los 1.373 euros por habitante, un máximo histórico. La recuperación se ha concentrado en Vida, cuya densidad creció un 21,8%, mientas que la de los seguros de No Vida lo hizo solo un 4,7%. El índice de profundización (cociente entre las primas de Vida y las primas totales) se situó en el 48,7%, 3,8 pp más que el dato de 2015 y también máximo histórico.

"Todo estos indicadores juntos muestran que el seguro español crece de manera positiva desde un punto de vista estructural. Hay un repunte del sector desde 2014 hasta 2016 que tiene que ver con el crecimiento económico, y también con lo que está haciendo la industria", afirma el jefe del servicio de estudios de Mapfre.

El subaseguramiento en Vida

representa el 96,2% de la

brecha total del seguro

 

El informe también ha analizado la Brecha de Protección del Seguro (BPS). Y de nuevo cifras positivas. Esta brecha se situó en 2016 en 23.800 millones de euros, 5.900 millones menos que en 2015. El subaseguramiento en No Vida es de 900 millones de euros, una brecha muy pequeña; pero Vida representa el 96,2% de la brecha total, 22.900 millones de euros. Según el análisis del servicio de estudios de Mapfre, el mercado potencial de seguros en España sería de 87.800 millones de euros, es decir un 37,2% por encima del volumen de primas observado en 2016.

El informe ha incluido por primera vez un análisis de los ratios de solvencia tras la entrada en vigor de Solvencia II. La ratio agregada de las entidades aseguradoras españolas que operan en Vida fue del 250%; el de las entidades mixtas, del 190%, y el de las empresas de No Vida del 291%.


En resumen, "2016 fue un año en el que el sector mostró un estupendo desempeño. Es una industria con bajos niveles de concentración y por tanto muy competitiva. Mejora el desempeño técnico y crecen las provisiones. La rentabilidad se ha elevado por primera vez desde 2010; la BPS se ha reducido; y los datos de solvencia muestran un sector con solidez financiera", concluye Manuel Aguilera. 

 

  Votar:  
Resultado:   1 voto