Miércoles, 13 de diciembre de 2017

Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

09 de junio
12:32 2015
Compartir

El seguro prevé cambios radicales gracias a la telemática

El análisis masivo de datos por parte de las aseguradoras revoluciona ya el sector con productos a medida del cliente, como ‘paga según conduces’. Pero el futuro abre posibilidades inéditas para las que el mercado debe prepararse, según responsables de Direct Seguros, Unespa, Grupo Mutua Madrileña, Admiral Seguros, Reale Seguros, Grupo Zurich España y Generali, que se han reunido en una mesa redonda para analizar el futuro de la telemática a petición de Octo Telematics

Según los expertos, los principales cambios que la telemática introducirá en nuestras vidas son: permitirá salvar 1.500 vidas al año en la UE, gracias al sistema eCall; en 15 años, todos los coches serán vehículos conectados, incluyendo los vehículos sin conductor; hará que en 10 años cambien los hábitos de conducción, la siniestralidad y la seguridad vial; posibilita que dejen de pagar “justos por pecadores”: la prima se ajusta al uso real del coche o la moto, permitiendo descuentos a los buenos conductores; y da poder al cliente, que se sitúa así en el centro del negocio.

Los participantes en la mesa redonda apuntan algunas barreras de entrada que todavía tiene que superar la tecnología telemática para desarrollarse masivamente en España. En primer lugar se trata todavía de un mercado de nicho, poco desarrollado desde un punto de vista institucional. El principal ´driver´ para el cliente a la hora de instalar un dispositivo telemático en su vehículo es la recompensa que puede tener por ceder parte de sus datos a la aseguradora. Lo importante aún es el precio, que sea barato, más que las ventajas o el valor añadido que la telemática permite conseguir. También destacan el efecto ‘Gran Hermano’: aún hay incertidumbre, los clientes se preguntan si los datos se van a compartir, cómo se van a usar.  

No obstante, los responsables de las aseguradoras participantes en el debate auguran un futuro prometedor. Se esperan impuestos de circulación variables, un ecosistema más seguro y menos contaminante, una regulación sobre el uso de los cascos históricos de las ciudades basada en datos en tiempo real, un seguro que libere al cliente de pagar cuando no utiliza el coche o moto (vacaciones, días en garaje, etc), entre otras cosas.

 

 

  Votar:  
Resultado:   3 votos