Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

25 de septiembre
08:45 2015
Compartir

En un siniestro la aseguradora “está para algo más que pagar”

La labor de las compañías de seguros ante un siniestro va más allá del mero hecho de afrontar económicamente el problema. “Estamos para algo más que pagar”, ha manifestado la directora general de QBE en España, Constanza Gállegos, durante el Foro Agers sobre ‘Gestión de crisis: Pautas de actuación urgente’, celebrado ayer en la sede de CEIM.

La responsable de la aseguradora ha reclamado un mayor protagonismo de las compañías. Considera que pueden realizar un servicio de coordinación en el momento del siniestro, siendo un adecuado canal para recibir y distribuir información entre todos los afectados. De igual forma ha señalado que el seguro en esos momentos debe de ser “proactivo, independientemente de quién pague después” el siniestro, porque “ya habrá tiempo para discutir esto” después de arreglar los problemas del asegurado.

Primeros pasos

Junto con la opinión de las aseguradoras, también se ha contado con la postura de expertos en temas legales, de los gerentes de riesgos y de expertos en comunicación. Todos los presentes convergieron en que ante un siniestro las primeras horas tienen que estar rodeadas de calma, de comités con equipos pequeños y dinámicos y unos protocolos adecuados y bien trabajados que se enfoquen en 3 aspectos: mitigación, comunicación y restauración de la actividad.

Gállegos señaló que en un primer paso el seguro tiene que tener claro las coberturas que entran en juego y cómo colaborar con el asegurado. Un segundo aspecto a seguir en las primeras horas del siniestro es presentarse como coordinador, como organismo donde confluyan todas las partes.

Desde el punto de vista legal, Paulino Fajardo, socio del despacho Herbert Smith Freehills, indicó que nada más ocurrir el siniestro hay que tener “inactividad táctica” y posteriormente analizar para empezar a tomar decisiones. También dio el consejo de que no es conveniente despedir a nadie en los primeros instantes del suceso puesto que habría información en más manos.

La aportación del resto de participantes se encaminó hacia la importancia de la anticipación, un análisis para prevenir diferentes escenarios y la coordinación entre todas las partes. El cierre del siniestro no tiene fecha porque cada uno tiene sus particularidades, pero lo importante es acometerlo bien desde el primer momento para que la estrategia posterior, que puede durar años, sea la más correcta.

Información al Comité de Empresa

En el turno de coloquio se debatió sobre la conveniencia de incorporar al Comité de Empresa dentro de los comités de crisis. Hubo varias opiniones pero todas se encaminaron a que deben de estar al corriente de toda la información, aunque otra cosa es cómo la reciben. Se señaló que más que estar dentro del comité, alguien del mismo -el departamento de RRHH preferentemente- es quien debe informarles, especialmente si en el siniestro hay personas implicadas.

  Votar:  
Resultado:   2 votos