Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

23 de diciembre
09:05 2011
Compartir

UE: Hasta diciembre de 2012 se podrán contratar pólizas que discriminan por sexo

Si la contratación de determinadas pólizas de seguros se efectúa antes del 21 de diciembre de 2012, serán legales pese a que dichas pólizas contengan cláusulas que discriminen por razón de sexo. Es decir, que cobren más a un hombre o a una mujer en función del seguro que se trate, por ejemplo, en Autos, Vida o Salud.

La Comisión Europea acordó ayer la adopción de las directrices encaminadas a que en el sector asegurador se apliquen las políticas de precios independientes del sexo, tras el fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea -sobre el caso Test-Achats- en el sentido de que las primas diferentes para los hombres y las mujeres son una discriminación por razón de sexo. Así, el 21 de diciembre de 2012 finaliza el plazo para que las aseguradoras traten a sus clientes individuales masculinos y femeninos de diferente manera.

En concreto, la CE aclara que la sentencia se aplicará sólo a los nuevos contratos, en particular, a los celebrados a partir del 21 de diciembre de 2012. También dan ejemplos concretos de lo que se considera un 'nuevo contrato' para garantizar una aplicación completa de la norma de independencia del sexo, a nivel de la UE, a partir de la misma fecha.

Las directrices "ofrecen ejemplos de prácticas en materia de seguros relacionadas con el género que son compatibles con el principio de primas y prestaciones con independencia del sexo y que, por lo tanto, no van a cambiar por la sentencia Test-Achats. Estas prácticas son muy diversas, desde el cálculo de disposiciones técnicas hasta la fijación de precios del reaseguro, la utilización de datos médicos o la comercialización específica".

La vicepresidenta Viviane Reding, comisaria de Justicia de la UE, afirma que "cuando el Tribunal de Justicia pronunció sentencia en el asunto Test-Achats el 1 de marzo de este año, prometí que la Comisión ayudaría a las aseguradoras y a los consumidores a adaptarse a la misma". En ese sentido, considera que "mediante la adopción de estas directrices un año antes de la fecha límite para adaptarse a la sentencia del Tribunal, hemos cumplido nuestro compromiso. Ahora le corresponde al sector de los seguros encargarse de que haya una transición sin fisuras hacia el tratamiento totalmente equitativo de los hombres y las mujeres en materia de seguros. La Comisión seguirá vigilando la aplicación de la sentencia del Tribunal por parte del sector. Supongo que las aseguradoras que sean las primeras en aplicar tarifas independientes del sexo adquirirán una ventaja competitiva en el mercado europeo".

Las mujeres no siempre pagarán lo mismo

Uno de los puntos que se trata de aclarar es que la sentencia Test-Achats no significa que las mujeres paguen siempre las mismas primas de seguros de Automóviles que los hombres, sino que las compañías ya no pueden utilizar el sexo como un factor determinante del riesgo para justificar las diferencias de las primas que paga cada individuo. "Pero las primas pagadas por los conductores prudentes, sean hombres o mujeres, seguirán descendiendo en función de su comportamiento de conducción concreto. La sentencia no afecta a la utilización de otros factores legítimos de clasificación del riesgo y el precio seguirá reflejándolo", aclara.

Eso sí, el sexo constituye un factor determinante de clasificación en tres grandes categorías de productos: seguros de Automóviles, los seguros de Vida/Rentas y los de Enfermedad privados. La CE estima que en "en las tres categorías, es probable que una transición hacia la fijación de precios con independencia del sexo tenga consecuencias sobre las primas y/o las prestaciones a nivel individual para hombres y mujeres. Dependiendo del producto de que se trate, las primas podrían aumentar o disminuir para determinadas categorías de consumidores".

Otra de sus consideraciones es que el sector asegurador "es competitivo e innovador", por lo que debería "estar en condiciones de hacer tales ajustes y ofrecer productos atractivos a los consumidores independientemente del sexo sin un impacto injustificado en el nivel general de los precios". Y agrega: "Las reducciones de precios resultantes de la fijación de precios con independencia del sexo deben transmitirse a los consumidores con el mismo nivel de equidad que los incrementos de precios".

  Votar:  
Resultado:   0 votos