Miércoles, 21 de febrero de 2018

Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

30 de enero
14:03 2018
Compartir

Unespa: "Hay que currarse mantener el nivel actual de las Pensiones"

La presidenta de Unespa ha sido clara al expresar los pasos que hay que seguir para mantener "más o menos" el actual sistema de Pensiones de los jubilados de hoy. Pilar González de Frutos ha asegurado que para ello "tenemos que currárnoslo".

En una jornada sobre Pensiones organizada por Mapfre ha ejemplificado cómo hay que hacerlo, especialmente ante el hecho de que todos los expertos esperan una reducción en la tasa de sustitución en las próximas décadas. En primer lugar ha indicado que hay que conseguir "que nuestro sistema de pensiones actual sea un sistema sostenible y predecible". Sostenible significa, ha continuado, que avance hacia la equivalencia actuarial y que tienda a generar flujos de cotizaciones y prestaciones equivalentes. En este sentido declaró que el mejor esquema es el de cuentas nocionales o virtuales: "Lo importante es que el sistema propende al equilibrio dinámico entre lo que entra y lo que sale".

Defender lo de hoy es desigualdad

La segunda operación que hay que 'currarse' es construir un "pilar de previsión que ahora mismo no tenemos". Ha recalcado que si se quiere mantener la generosidad el 4% de pensión que viene de productos de capitalización sea más grande. Este es el cambio revolucionario y de hondo contenido social del sistema, ha afirmado González de Frutos. Esgrime que "defender lo que hay ahora es defender la desigualdad; es defender que el trabajador de la multinacional tenga prensión complementaria, pero el camarero que le sirve el café, no".

Puntualiza que hoy hay un sistema en el que por cada trabajador que se procura una pensión complementaria hay cinco que no lo hacen; además, "los que no lo hacen suelen ser los mejor pagados. En consecuencia, si hoy nos escuecen las diferencias salariales, más nos escocerán en el futuro las diferencias de pensión".

Apunta que la adscripción por defecto que se aplica en el Reino Unido o Nueva Zelanda y que establece el automatismo del ahorro-previsión en la empresa respetando la libertad del trabajador es una fórmula que rompe el círculo vicioso de la desigualdad. Este esquema debe combinarse con esquemas de subvención condicionada donde el gesto del trabajador genere otro automático y consecutivo del empleador, considera la presidenta de Unespa.

La tercera pata del sistema en el mapa de Unespa lo forma el Estado, quien "realiza su propia subvención condicionada a través de las ventajas fiscales".

Concluye González de Frutos que en este sistema "hay que construir cosas que ahora no tenemos, implementar mecanismos que otros tienen pero nosotros no y hay que generar masas de ahorro que hoy son mucho más pequeñas de lo que deberían ser". Además alerta que en todas estas medidas "acusamos cierto retraso en el comienzo de las labores". Como ejemplo señala que el sistema británico de adscripción por defecto alcanzará este año su madurez, pero se empezó a discutir en 2004. Entre una cosa y la otra suelen pasar 15 años; además, un sistema de ahorro no comienza a otorgar prestaciones plenas hasta unos 18 años, advierte.

  Votar:  
Resultado:   0 votos