Jueves, 14 de diciembre de 2017

Grupo Aseguranza

inicio
07 de abril
11:14 2016
Compartir

Algunas claves para la campaña de la renta de 2015

Ayer comenzó la campaña de la renta de 2015, la primera tras la reducción del IRPF que entró en vigor el 1 de enero de 2015 y que posteriormente se volvió a rebajar en julio. Es decir, se adelantó medio año la segunda parte de la rebaja que iba a entrar en vigor en 2016. Desde este miércoles se puede realizar la presentación por Internet tanto del borrador como de la declaración, en función del calendario de la Agencia Tributaria. La declaración presencial se extenderá desde el 10 de mayo y hasta el 30 de junio.

¿Qué hay que saber?

Ceypmenews recoge los consejos de Gestha para explicar que tras la reducción del IRPF, la tarifa se sitúa entre el tipo mínimo del 19,5% para las rentas inferiores a 12.450 euros, hasta el marginal del 46% para las rentas que superen los 60.000 euros anuales. Estas son 6 claves a tener en cuenta:

- ‘Renta web’: es una de las principales novedades. A este nuevo sistema se accede en la sede electrónica de la Agencia Tributaria y supone en la práctica una propuesta de declaración, como venía siendo el borrador. La diferencia es que es más sencillo y se amplía a todos los contribuyentes, a excepción de los declarantes de renta de actividades económicas, para los que queda relegado el programa PADRE.

- ¿Quiénes están obligados a declarar? Se mantiene en 22.000 euros los rendimientos íntegros de los contribuyentes que no están obligados a presentar la declaración de la renta si proceden de solo pagador. Aumenta a 12.000 euros la renta máxima anual que exime de esta obligación a los contribuyentes con más de un pagador, siempre que la suma del segundo o restantes pagadores supere los 1.500 euros.

- Rendimientos del trabajo. La publicación señala que se elimina la reducción general de 2.652 euros por obtención de rendimientos del trabajo. Pero añade que como compensación se establece un nuevo gasto deducible de 2.000 euros en concepto de otros gastos, que podrá incrementarse en otros 2.000 euros anuales para los desempleados que encuentren un nuevo trabajo que implique un cambio de residencia en el año del cambio y en el siguiente. La cuantía que se podrán desgravar los trabajadores discapacitados activos se sitúa entre 3.500 euros y 7.750 euros. Desaparece la reducción fiscal para los trabajadores activos mayores de 65 años sin que se sustituya por otro gasto deducible. Por otro lado, Cepymews indica que se mantiene la rebaja de 3.700 euros para las rentas netas del trabajo que no superen los 11.250 euros, disminuyendo conforme aumentan los ingresos hasta desaparecer al llegar a un rendimiento anual de 14.450 euros.

- Planes de Pensiones. Ojo a los Planes de Pensiones porque el límite de aportaciones se ha reducido de 10.000 a 8.000 euros, siempre que no supere el 30% de los rendimientos del trabajo y actividades económicas, independientemente de la edad. También se han reducido en la base imponible las aportaciones a Planes realizadas por el cónyuge del contribuyente cuando éste perciba rendimientos del trabajo o de actividades económicas inferiores a 8.000 euros. Para esos casos, el límite de la aportación aumenta desde 2.000 a 2.500 euros. Y atentos al rescate del Plan de Pensiones en forma de capital.

- Los Planes de Ahorro 5. Partiendo de que la inversión está limitada a 5.000 euros al año y que los Planes Ahorro 5 sólo pueden hacerse efectivos por el total en forma de capital, Gestha precisa que a un tipo de interés anual estimado del 2% se alcanzarían los 100 euros de interés. Significa que transcurridos los primeros cinco años, los intereses acumulados serían de 1.540 euros para un total depositado de 25.000 euros. Lo anterior se traduce en que “el beneficio real en ese lustro sería de una renta exenta de 292,7 euros”.

- Donativos a ONG o fundaciones. Otra novedad en esta campaña atañe a los donativos a ONG o fundaciones: puede desgravarse el 50% de los primeros 150 euros donados; y un 27,5% del resto de aportaciones.