Domingo, 17 de diciembre de 2017

Grupo Aseguranza

inicio
05 de noviembre
10:47 2015
Compartir

La mediación tiene razón en preocuparse por la banca

Las prácticas de la banca siempre es un punto a tratar en cualquier jornada que organiza la mediación de seguros. Su preocupación, por la pérdida de clientes y también por las formas, ha venido a refrendarse con datos en el último estudio de mercado que ha realizado el Colegio de Mediadores de Girona entre sus colegiados. En el mismo se indica que el 74% de los casos de baja de los clientes de la cartera se debe a la acción de la bancaseguros. Un hecho que el propio colegio califica de “muy preocupante” y considera que implica hacer un esfuerzo para hacer entender al cliente “el valor que supone estar asegurado con un mediador profesional y colegiado”. De no hacerse, “cuando recibe ofertas más económicas no duda en marchar”, se señala. La marcha a otro mediador se sitúa en el 13%, algo que entra dentro de la normalidad, se indica en el informe. 

El colegio pone deberes a los mediadores e invita a analizar si la percepción que se tiene del cliente sobre la valoración del propio mediador es la correcta o no. El informe resalta que “si se consiguiera desvincular el precio con más fuerza, posiblemente podríamos ganar terreno a la banca”.  

Colaboración con la AEPD  

El esfuerzo por combatir las malas formas de la banca es una dedicación de todo el sector de la mediación. En este sentido Adecose ha instado a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) a perseguir ciertas prácticas de determinadas entidades financieras, “que conocen por razón de la domiciliación bancaria el importe de los recibos de prima que pagan sus clientes, y que puedan aprovechar esa información para hacer ofertas comerciales alternativas sin la debida autorización de estos clientes”. La asociación ha participado en la consulta abierta realizada por el organismo a través de la que recibe sugerencias para su Plan Estratégico. 

Adecose ha pedido a la Agencia que se involucre de manera decisiva en la aplicación del Reglamento europeo de protección de datos, actualmente en tramitación y discusión en el trílogo, debido a la complejidad que puede conllevar su aplicación.