Grupo Aseguranza

inicio
20 de mayo
14:39 2014
Compartir

La contribución tributaria del seguro se eleva a 7.204 millones de euros

Las aseguradoras desembolsaron en 2013 un total de 3.158 millones de euros en impuestos soportados y otros 4.046 millones por tributos recaudados, por lo que la contribución de la industria aseguradora alcanzó un total de 7.204 millones de euros. Los datos se incluyen en la Memoria Social del Seguro 2013 presentada por Unespa, en función del estudio encargado por la asociación a PwC para medir la contribución tributaria del seguro en España. En el trabajo se incluyen por un lado los impuestos soportados por el sector asegurador, entendiendo como tales los tributos que se aplican a una empresa, que afectan a sus resultados y que constituyen su aportación directa a la recaudación fiscal: Impuesto de sociedades, IVA no deducido, Seguridad Social a cargo de la compañía, etc. Por otro, se incluyen los impuestos recaudados, que son aquellos retenidos o repercutidos a terceros, principalmente empleados o clientes. Entre ellos, el impuesto sobre primas del seguro, las retenciones sobre rendimientos del trabajo y las retenciones aplicadas en los pagos de seguros de ahorro.

El impuesto de sociedades es el principal tributo que soportan las aseguradoras, que grava sus beneficios, y cuyos pagos ascendieron a 1.508 millones, incluyendo las retenciones soportadas. Unespa precisa que dicho concepto representa el 48% de los impuestos soportados por el sector y equivale al 6,8% de lo que ingresa el Estado a través de este tributo aplicado a todas las empresas del país.

 

En cuanto al IVA soportado y no deducido, roza los 1.020 millones de euros. Unespa detalla que aunque este tributo funciona en forma de cascada y habitualmente el contribuyente se deduce los IVA que ha soportado previamente, la norma fija que el seguro no puede repercutir este gravamen y, por tanto, no se lo puede deducir a continuación. Tras este impuesto se encuentran los pagos que realizan las aseguradoras a proveedores, como médicos, talleres de coches, albañiles, fontaneros, abogados, peritos, funerarias, etc.

En total, los impuestos recaudados por las compañías de seguros sumaron 4.046 millones de euros en 2013. La partida de mayor peso es la del impuesto sobre primas de seguros y los recargos al Consorcio de Compensación de Seguros, con 2.052 millones.

Por otro lado, Unespa destaca otros apartados de importancia como los ligados al empleo directo o indirecto que genera el sector, como las retenciones sobre rendimientos del trabajo (501 millones) y la Seguridad Social pagada por el empleado (87 millones). “Los desembolsos ligados a esquemas de previsión social a favor de los trabajadores representan otros 521 millones, ya se trate de empleados presentes o pasados de cualquier empresa de España que cuente con este tipo de beneficio social”, añade la asociación.


Otras cifras que explican la importancia de la actividad del seguro como contribuyente muestran que los impuestos pagados suponen casi 4 de cada 10 euros que las entidades obtienen como beneficios. Esta ratio se calcula considerando, además del impuesto de sociedades, el IVA que no se puede repercutir a los clientes. Mientras, como agente colaborador de la Hacienda Pública, “merece la pena enfatizar que los impuestos recaudados representan casi el 13% de la facturación por primas”. De cada 100 euros que ingresa el sector por la venta de pólizas, 5,66 euros van a las arcas públicas en concepto de impuestos soportados y los 7,25 euros restantes como impuestos intermediados o recaudados.


 




  Votar:  
Resultado:   1 voto