Grupo Aseguranza

inicio
31 de agosto
09:57 2011
Compartir

Grandes diferencias en la participación de los estados en la actividad aseguradora

Swiss Re advierte considerables diferencias en cuanto al grado de participación de los estados en la actividad aseguradora en unos países y otros y en los segmentos de productos. En su último estudio sigma señala que los gobiernos utilizan de forma más frecuente a los seguros privados y su capacidad creciente para cubrir daños especialmente por catástrofes, y pone como ejemplo lo sucedido en Japón a principios de este año, donde el coste de los daños materiales supera los 200.000 millones de dólares, pero sólo unos 30.000 millones estaban cubiertos por seguros privados. En Nueva Zelanda, sin embargo, las compañías pagaron unos 9.000 millones de los cerca de 12.000 millones registrados en daños materiales.

La reaseguradora explica que los gobiernos centrales tienden a 'autoasegurar' sus bienes y actividades, pero las unidades gubernamentales de menor tamaño pueden obtener ventajas económicas al aprovechar el agrupamiento de sus riesgos con los de terceros gracias al seguro privado. Rudolf Enz, uno de los autores del estudio, matiza que "si bien numerosos gobiernos autoaseguran o agrupan sus riesgos con terceros, existen posibilidades para los Estados de aprovechar la pericia y capacidad creciente del seguro privado para distribuir los riesgos de un modo eficiente y conservar únicamente la porción del riesgo que sea en efecto no asegurable".

Por otra parte, el trabajo de Swiss Re refleja que algunos gobiernos se replantean sus coberturas de seguros para catástrofes, mientras países como "Japón, Turquía y Taiwán han ideado planes innovadores para catástrofes sísmicas", indica Enz. Cita también el ejemplo de México, donde se ha emitido un bono cuyo objetivo es reducir el impacto de los desastres naturales sobre el presupuesto anual. Se reduce la exposición gubernamental en caso de una gran catástrofe y "esto se ha vuelto cada vez más necesario dado que la crisis de deuda soberana ha mostrado que existen límites respecto de cuánto están dispuestos a prestar los inversores del mercado financiero a los gobiernos, especialmente cuando los balances fiscales se encuentran bajo presión", añade.

El estudio también hace referencia a la existencia del seguro de responsabilidad civil obligatorio en países como Estados Unidos, a la implantación casi generalizada de programas de asistencia sanitaria y previsional por parte de los diferentes gobiernos, y advierte sobre el 'peligro' de seguros subsidiados en áreas expuesta a peligros naturales, lo que favorece construcciones en áreas peligrosas. "Esta clase de subsidios posee el efecto no intencionado de obligar a algunos contribuyentes que habitan en el interior del país o en terrenos altos a subsidiar los seguros de propietarios de costosas viviendas a orillas del mar. Si un huracán provocara daños este verano, los gobiernos que otorgan dichos subsidios tendrían que soportar una enorme presión en un momento muy poco oportuno", ataja Rudolf Enz.

  Votar:  
Resultado:   1 voto