Grupo Aseguranza

inicio
25 de agosto
12:20 2011
Compartir

Menor demanda y caída del consumo marcarán la evolución de No Vida en 2011

El ritmo de la recuperación económica marcará al cierre del presente ejercicio la evolución del sector asegurador español, especialmente en No Vida. A pesar de que en 2010 se inició la recuperación en algunas zonas y a velocidades distintas, en el caso de España las perspectivas quedan de nuevo condicionadas a la "débil recuperación" y también a la modesta rentabilidad de las inversiones y la fuerte competencia, según el estudio de Fundación Mapfre 'El mercado español de seguro en 2010', en el que augura que en el caso de No Vida persistirá la menor demanda y la caída del consumo. Esto se traduce en que las proyecciones "están sujetas a la fuerte competencia que impera en la mayoría de los ramos y que presiona las tarifas a la baja. No obstante, existen una serie de factores que podrían cambiar esta tendencia: el lento deterioro de los márgenes técnicos de las compañías, el incremento de los requisitos de capital derivado de Solvencia II y la supresión de las diferencias por sexo en la tarificación".

En cuanto a Vida, el documento identifica aspectos que continuarán afectando de forma positiva, como la reforma del sistema público de pensiones, la elevada solvencia o la evolución demográfica de la población.

En el caso de Vida-Riesgo, "pese a la contracción de la actividad crediticia, seguirá siendo una de las prioridades dentro de la política de distribución de las entidades aseguradoras. En los productos de ahorro-jubilación, las aseguradoras continuarán concentrando su oferta en soluciones rentables y con buen tratamiento fiscal como las Rentas Vitalicias", señala. También considera que las preferencias de los inversores se dirigirán a productos de interés garantizado como los seguros de ahorro-inversión a prima única, los PIAS y otro tipo de soluciones estructuradas bajo esquemas atractivos de rentabilidad.

Elevada solvencia

En cuanto a la situación del sector en 2010, el informe subraya que pese al complicado entorno económico el sector muestra un elevado superávit del nivel de solvencia, de 2,6 veces sobre el mínimo exigido, a lo que se unen resultados muy favorables. El resultado de la cuenta no técnica se elevó a 4.225 millones de euros, un 12,2% más. El ROE aumentó hasta el 15,7%, en comparación con el 14,3% del año anterior.

El trabajo analiza en profundidad las principales magnitudes del sector el pasado año y su desglose, al igual que las clasificaciones de los grupos líderes en Vida y No Vida. Entre otros datos sitúa el gasto medido en seguros por habitante en España en 2010 en 1.209 euros, lo que implica España ocupa la 20ª posición en la clasificación mundial de primas por habitante, un puesto por debajo en relación con 2009. Mientras, sobre la penetración del seguro en las distintas economías, España ocupa el puesto 27º de la clasificación mundial, con el 5,4%.

  Votar:  
Resultado:   1 voto