La brecha de género en el ahorro al llegar a la jubilación supera los 15.000 euros de diferencia

La brecha de género en el ahorro al llegar a la jubilación alcanza los 15.712 euros de diferencia según se desprende de la última encuesta realizada por el Instituto Santalucía. De media los hombres llegan al retiro con un colchón financiero de unos 58.747 euros, en comparación con los 43.035 euros de las jubiladas. Además, hay 10 p.p de diferencia entre el número de mujeres jubiladas que no tienen ahorros complementarios frente al de hombres (34,3% vs 24,4%),

Confianza en el sistema público

Del estudio también se desprende que  los jubilados españoles han demostrado una gran confianza en el sistema de protección público y en su capacidad de cubrir sus necesidades durante la jubilación.  En esta línea, 4 de cada 10 jubilados encuestados (39%) reconoce que no ha hecho una buena planificación financiera de su retiro y un 28% admite que ha llegado a la jubilación sin ningún ahorro. En consecuencia, solamente tres de cada diez (29%) tienen unos ingresos estables complementarios a la pensión.

"Los datos muestran que los españoles han llegado a la jubilación con un colchón financiero de 53.356 euros de media. Accedemos a la jubilación a los 64 años y 5 meses, prácticamente a la misma edad que hace décadas, con la diferencia de que cada vez añadimos más años de esperanza de vida. Por tanto, cada vez disfrutamos de más tiempo como jubilados, una media de 18 años, lo que necesariamente influye en la planificación financiera que realicemos. Con esos 53.356 euros ahorrados, a lo largo de casi dos décadas como jubilado, podríamos esperar solo unos 250 euros adicionales al mes", explica José Manuel Jiménez Rodríguez, director del Instituto Santalucía.

En cuanto a la posibilidad de poder hacer frente a determinadas contingencias, la mayoría de los jubilados españoles asegura tener ahorros suficientes para cubrir un seguro de Decesos (78%) y posibles tratamientos médicos (70%). Sin embargo, el 50,6% de los jubilados no tiene ahorros para afrontar los costes de una residencia o los cuidados necesarios derivados de una situación de dependencia.

Otra de las brecas que revela el informe es la derivada por el lugar de residencia. El 41% de los jubilados asegura tener dificultades para llegar a fin de mes en general, llegando al 47% en municipios de menos de 50.000 habitantes frente al  35,8% de los jubilados que les cuesta llegar a fin de mes en las ciudades grandes (más de 200.000 habitantes).

A pesar de ello, la mayoría de los jubilados españoles son positivos: el 80% considera que tiene una buena calidad de vida y un 76% afirma, incluso, que es más feliz desde que se ha jubilado.