El comercio electrónico de seguros ante la ofensiva de la banca

Ahora que se avecina el cierre de cientos de oficinas bancarias y que su ofensiva será la banca digital, el peso de los seguros dentro del comercio electrónico es una de las claves de futuro para la mediación, las aseguradoras y la propia bancaseguros. Estas son las pautas que marcan el camino, el verdadero peso en el ranking y qué oportunidades de negocio ofrece.

El comercio electrónico marcó un nuevo récord en España y se elevó en todo el año pasado a 51.675 millones de euros, el 5,8% más que el año anterior. Como referencia de ese crecimiento que ha ido mostrado en el conjunto del ejercicio, solo en el cuarto trimestre la facturación fue de 14.613 millones de euros, un 9,3% más que un año antes. Son los datos más recientes publicados por la CNMC, que puntualiza que la pandemia continuó impactando pero de manera muy desigual a las distintas actividades del comercio electrónico.

En el caso de los seguros y planes de pensiones la facturación electrónica fue de 516,81 millones de euros en todo 2020, lo que implica 97,65 millones de euros más que en todo el año anterior.

La relevancia de todos estos datos es que el sector de seguros y planes de pensiones apenas supone el 1,001% del total del comercio electrónico en España, lo que evidencia un importante potencial de crecimiento.

Seguros y planes de pensiones ni siquiera se sitúa actualmente entre los 20 mayores sectores de actividad por facturación electrónica, de los casi 100 sectores analizados por CNMCData.

A pesar de que el volumen de negocio y de transacciones electrónicas en seguros y previsión no alcanza las cifras de otras actividades, por lo menos el análisis sí muestra un considerable negocio en la última mitad de todo 2020. De hecho, registró en el último trimestre del año su máximo histórico con 151,48 millones de euros, superando ligeramente los 150,74 millones de euros que movió entre junio y septiembre, el anterior máximo.

Seguros y planes de pensiones quedan muy lejos de los sectores de actividad con mayores ingresos como los prendas de vestir, las agencias de viajes y operadores turísticos o los juegos de azar y apuestas.

Por otra parte, el número de total transacciones correspondientes a seguros y planes se elevó a 1,20 millones, alcanzando también su máximo histórico y superando por segunda vez el millón de operaciones.