Las empresas de asistencia hogar ya se abren paso en el nuevo entorno de ciudades inteligentes

Calidad, omnicanalildad e innovación siguen marcando el camino en la asistencia hogar, pero llega una nueva era, cada vez asoma más el desarrollo de las ciudades inteligentes y, aunque va lento, abre un nuevo campo para las empresas de asistencia más allá de lo que han vendo trabajando hasta ahora. Algunas de ellas ya trabajan en los nuevos servicios que requerirá ese futuro mundo, se han adelantado a los patrones.

Algunas empresas de asistencia ya están avanzando para dar respuesta a las necesidades que surgirán con el desarrollo de las ciudades inteligentes. José Enrique Viniegra, director comercial de HomeServe Asistencia, avanza que "por nuestra experiencia y conocimiento, nuestra estrategia va a estar centrada en un primer momento en dos aspectos: asistencia para placas fotovoltaicas, con un mayor uso por el incremento del autoconsumo; así como los puntos de recarga de coches eléctricos, tanto en particulares como en redes públicas".

Eduardo Rodríguez, director comercial y Marketing de Asitur, ratifica que "las empresas de asistencia, junto con las de otros sectores, formamos parte de este nuevo ecosistema y estamos ya adaptando nuestras soluciones a las nuevas formas de movilidad y de gestionar el uso de los hogares". Considera que aún es muy pronto para hablar de ciudades inteligentes aunque ya se empieza a ver en el día a día algunos detalles de las mismas, como vehículos más respetuosos como el medio ambiente, un mejor aprovechamiento de los residuos, viviendas más eficientes, etc.

Esas novedades se incluyen en el reportaje especial sobre asistencia hogar que publica el nº de febrero de Aseguranza, donde las empresas diseccionan cómo la tecnología lo ha cambiado todo. Para Asitur, el mercado de los seguros de Hogar tiene por delante un largo recorrido de la mano de las nuevas tecnologías y el futuro vendrá determinado por la evolución de la conectividad en el hogar. "Actualmente existen condicionantes que frenan una implantación a gran escala de la conectividad en los hogares, como son los altos costes o la inexistencia de un estándar único de conectividad en el mercado, pero a medida  que se vaya desarrollando la domótica en el hogar, los distintos dispositivos (sensores, programadores, trackers, contadores…) serán más baratos y los protocolos de conectividad más sencillos", opina Eduardo Rodríguez. Y a las empresas de asistencia no les queda otra que "aprovechar al máximo la tecnología digitalizando todas las fases del siniestro. En este aspecto, en Asitur estamos trabajando  en distintas soluciones que nos van a permitir ser más eficientes, adaptarnos mejor a las necesidades particulares de cada asegurado creando servicios a la demanda, y en definitiva, aportar una mejor experiencia la cliente".

Para José Enrique Viniegra (HomeServe), los retos a corto plazo "van a seguir siendo nuestra apuesta por la innovación y la transformación digital, adaptándonos continuamente a cada cambio en el mercado y analizando toda la información disponible para personalizar aún más la atención y servicio al cliente". Y, por otro lado, "creemos que en los próximos años van a ganar mucho peso aquellos servicios y productos relacionados con la asistencia digital en la vivienda y con las nuevas formas de vida y consumo ligadas, como hemos visto anteriormente, a las ciudades inteligentes. Por ello, ya estamos trabajando para dar respuesta a estos nuevos escenarios".

Evolución y siniestros

Por otra parte, las empresas de asistencia hogar continuaron con su trayectoria en 2019, un año marcado por el aumento de determinados siniestros. José Enrique Viniegra (HomeServe) concreta que en la segunda mitad del año se observaron fenómenos meteorológicos muy adversos (DANA) que "han hecho que se hayan batido récords de lluvia. Concretamente, la DANA de septiembre se encuentra dentro de los 15 peores desastres naturales del mundo en el 2019. Todo esto ha generado que el grupo de causa de fenómenos meteorológicos haya aumentado de forma considerable respecto a lo que tuvimos en el mismo período para el año anterior".

En el caso de Asitur, el año pasado registraron un crecimiento del 15% en número de servicios gestionados, que se debió más "a un mayor uso de los servicios de valor que a la siniestralidad propiamente dicha. De hecho, los siniestros de hogar han crecido un 0,7% mientras que las asistencias lo han hecho en un 14,5%". Y dentro de los siniestros, los que más aumentaron fueron las tipologías de roturas, daños agua y cristales. En cambio, gestionaron menos siniestros de daños eléctricos, incendios y daños extensivos. Y en relación a los servicios de valor incorporados a las pólizas de hogar, los más usados en 2019 fueron los de bricohogar, reparación de electrodomésticos y envío de profesionales, con crecimientos todos ellos superiores al 16%.