La sanidad privada critica que algunas CC. AA. prefieren hospitales de campaña a usar sus servicios

ASPE, la patronal de los centros sanitarios privados, ha hecho balance de su situación en esta crisis provocada por el Covid-19. Y confirma que, en estos momentos, cuenta con 5.200 pacientes hospitalizados en activo, de los cuales 610 se encuentran en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Esto significa que los centros hospitalarios privados aún tienen capacidad para atender a más personas ya que, como destaca la propia patronal en un comunicado, "la infraestructura a disposición a nivel nacional es de 52.000 camas de carácter general y 2.800 de UCIs".

Entre estas 2.800 camas de UCI hay que contar "tanto las instaladas de forma permanente" como las que "se ha requerido ampliar en regiones con focos de contagio muy activos". Y si se descuentan las 610 que están ocupadas, según revela ASPE, quedan libres casi 2.200 camas. En este sentido, la patronal remarca: "Es oportuno concluir, por tanto, que existe una capacidad instalada de camas en la sanidad privada, para los casos más severos, muy superior a la que se está empleando en estos momentos, exceptuando las regiones con mayor colapso como Madrid, Cataluña y La Rioja".

ASPE informa de que así se lo ha hecho saber tanto al Ministerio de Sanidad como las Comunidades Autónomas, a través de las mesas de coordinación permanentes.

Analizada la situación, a ASPE le sorprende que algunas CC. AA. hayan decidido levantar infraestructuras provisionales de contingencia para atender a todos los afectados por el coronavirus en lugar de utilizar los recursos de la sanidad privada. "Hacemos un llamamiento a todas las regiones para que empleen a fondo toda nuestra capacidad instalada allí donde sea necesario, en lugar de levantar hospitales de campaña, porque estamos completamente convencidos de la capacidad de trabajo conjunto de una sanidad única y porque el mejor aprovechamiento de nuestra dotación irá en beneficio de los afectados por el Covid-19", ha subrayado Carlos Rus, presidente de la patronal.

En concreto, ASPE señala a tres regiones: Galicia, Canarias y la Comunidad Valenciana. Y apostilla en su comunicado: "Regiones como Galicia parecen haber dado órdenes expresas recientes de que los pacientes vayan a hospitales de campaña y no a centros sanitarios privados".

También pide a las CC. AA. que tengan menor estrés asistencial que sigan la estrategia de Castilla-La Mancha, que está derivando a la sanidad privada los casos que no están relacionados con el coronavirus para liberar así las infraestructuras de la sanidad pública.

En este periodo, la sanidad privada también ha detectado 12.500 positivos en los 460 hospitales con los que cuentan, donde emplean a 93.000 profesionales.