Jueves, 14 de diciembre de 2017

Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

25 de octubre
14:26 2017
Compartir

Autos: el porcentaje de aseguradoras con ratios combinados de más del 100% cae 10 puntos

 
Los datos son muy recientes. No hace ni una semana que Unespa publicaba las cifras de evolución del sector asegurador a septiembre. En los 9 primeros meses del año el ramo de Autos creció un 3,55% hasta sumar 8.183 millones en primas. Aunque supone una desaceleración frente a casi el 5% que crecía en el mismo periodo de hace un año, el dato es bueno. Las claves que están tras esta evolución las ha explicado Pablo Jiménez, responsable de Proyectos del Área de Investigación de ICEA, en una jornada sobre el seguro de Automóviles organizada por ICEA y patrocinada por GT Motive.
 
Las claves de la marcha del negocio son dos. Por un lado, el buen comportamiento de las matriculaciones, aunque Jiménez alerta de que están por debajo de lo esperado. Y por el otro, el aumento de la prima media, un incremento que ya se comenzó a observar en 2016 y que se ha mantenido en el segundo trimestre de 2017, tanto en tasa interanual como anual.
 
Respecto a los ratios de gestión del ramo, la siniestralidad ha pasado de aumentar en los últimos dos años a experimentar un aplanamiento. La explicación es que la frecuencia se ha mantenido estable y el coste medio de los siniestros también ha tenido una evolución moderada. Respecto a la frecuencia, pese al crecimiento económico y el mayor uso del vehículo que esto conlleva, el responsable de Proyectos de ICEA no prevé que aumente debido a que los coches cada vez cuentan con más apoyo a la conducción, lo que va a reducir el riesgo de una ocurrencia de siniestros. Dicho esto, también advierte de que las cifras de matriculación distan mucho de las del periodo precrisis y no se ve que vayan a aumentar a corto plazo, con las consecuencias lógicas en el envejecimiento del parque de vehículos. 
 
En relación al coste de los siniestros, explica que hay diferencias: RC Corporal sí que aumenta por efecto del Baremo de Autos, con una reducción en los siniestros leves frente a los graves; mientras que los costes de los siniestros materiales tanto en RC como en Daños Propios se mantienen planos. 
 

El 50% de las compañías tiene

un resultado técnico puro positivo

Con todo ello, el ratio combinado, que comenzó su marcha ascendente en 2010 y alcanzó el punto crítico en 2015 al superar el 100%, ha mejorado. En 2016 se mantuvo en la frontera y desde entonces se ha observado "cierta recuperación y una rebaja en el primer semestre de 2017". Por entidades, en 2015 más del 60% de las aseguradoras tenía ratios superiores al 100%, y ese porcentaje se ha rebajado en unos 10 puntos. Pese a esos ratios combinados del 100% el sector no ha llegado a tener en ningún momento un resultado técnico puro de cero, y en estos momentos superan ese cero el 50% de las compañías. Mientras, el resultado financiero se ha mantenido plano, en el en torno del 4% pese al contexto de bajos tipos de interés, "lo que ha ayudado al resultado de las compañías, "pero no se puede esperar mucho más", advierte Pablo Jiménez. 
 
¿Y qué le espera al sector? El experto de ICEA no ha dado cifras, pero sí tendencias. Ha pronosticado que el actual mercado estanco con productos homogéneos se ha acabado: "Empezamos a ver que el mercado ya no es tan estanco, tan aislado, sino que todo está comunicado entre sí: el seguro de Autos con el de Hogar, el de Salud con Patrimonial…, y todo con el cliente como objeto principal". Esta interacción junto a la tecnología existente en la actualidad conduce hacia el coche conectado, el elemento fundamental de generador de datos, información que hay que analizar, "pero los sistemas que tenemos ahora no ayudan a mejorar la gestión. Tenemos que dirigirnos hacia el big data con el fin último de poder conseguir una inteligencia artificial". 
 
Según una encuesta de ICEA, hay compañías que promueven y ya están ejecutando proyectos de este tipo, la mayoría, casi el 90%, centrados en Autos. Los objetivos son conocer al cliente mediante segmentación y nuevas variables; y mejorar la selección de riesgos dentro de las compañías: riesgo de fuga y reducción del fraude
 

El nivel de incertidumbre por

la tensión en Cataluña se encuentra

5 o 6 veces por encima de la media histórica

El entorno económico en el que todas estas tendencias se tienen que desarrollar y consolidarse las cifras de evolución del ramo lo ha descrito Juan Ramón García, economista sénior, Unidad de España de BBVA Research. El panorama no es alentador: desde mediados de año la recuperación está mostrando síntomas de agotamiento. De hecho, el servicio de estudios de BBVA ha reducido la previsión de crecimiento para 2017, desde el 3,3% hasta en torno al 3%. 
 
Y el abanico de riesgos ha aumentado. Entre ellos, los hay externos, como la incertidumbre en torno a la política económica de EEUU, o la forma en la que se va a gestionar el Brexit en Europa. Pero, además, los hay internos, como la posibilidad de que surjan tensiones salariales al alza a medida de que la tasa de desempleo se aproxime a su nivel estructural (el 15%); el impacto a medio plazo en el sector turístico de los atentados terroristas en Cataluña de mediados de agosto; y, cómo no, las tensiones en Cataluña. 
 
Juan Ramón García ha advertido de que el nivel de incertidumbre se encuentra 5 o 6 veces por encima de la media histórica, lo que tiene repercusiones en la demanda de hogares y la inversión de las empresas. Todavía no hay cifras de las consecuencias de esta tensión generada por el proceso independentista en Cataluña, pero sí de otros momentos de tensión en el país: en enero de 2016 (tras las elecciones generales del 20-D), la incertidumbre restó al PIB entorno a 7 décimas: "No se sabe cómo va a afectar. Dependerá de lo que dure la incertidumbre. Si se prolonga puede tener consecuencias relativamente graves". 

 

  Votar:  
Resultado:   0 votos