Grupo Aseguranza

inicio

Noticias de Seguros

21 de enero
14:05 2016
Compartir

En 2016 el seguro español debe priorizar la rentabilidad sobre el crecimiento

Las perspectivas para el seguro son buenas. Según los cálculos de ICEA, el crecimiento en No Vida en 2016 será de en torno al 3,3%-3,5%, y en el caso de Autos el sector va a recuperar 1,2 puntos porcentuales del impacto del Baremo. Estas cuentas parten de un escenario con un crecimiento del PIB del 2,7% y una inflación media de -0,5%. Pero los riesgos son muchos, el principal de cara a este año que acaba de comenzar es que los márgenes continúen estrechándose. El director general de ICEA, José Antonio Sánchez, ha explicado en la jornada ‘Perspectivas del seguro y la economía para el año 2016’, que durante la crisis se dieron una serie de circunstancias que permitieron mejorar la rentabilidad, como el fuerzo realizado en costes o el alza de la rentabilidad de la renta fija: “El problema ahora es que todo se vuelve en contra: va a repuntar la siniestralidad, la posibilidad de reducir costes es ya limitada y la parte del margen financiero va a aportar poco”.

Ante este reto, el presidente de ICEA y la presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos, han coincidido en la necesidad de colocar la rentabilidad en el centro de las reflexiones estratégicas del sector; priorizar la rentabilidad sobre el crecimiento para lo que hay que adecuar las tarifas al incremento de la siniestralidad que ya se está observando (por el aumento de la frecuencia y el impacto del Baremo en el caso de Autos), según apunta José Antonio Sánchez, quien da otras recetas a las compañías para salir airosas de la actual encrucijada.

Hay que aumentar la base de negocio, bien incrementando la venta cruzada o la base de clientes. También se necesitan estructuras más flexibles: “un proceso ágil de toma de decisiones para lo que muchos de los organigramas de hoy no valen; los ganadores serán los más rápidos no los más grandes. Esa estructura debe servir para ser eficiente en costes sin penalizar la calidad del servicio, dar el mejor servicio, pero no todo lo tenemos que hacer nosotros”, opina el director general de ICEA. También considera fundamental pasar de colocar productos a asesorar al cliente. A su juicio, lo que consigue fidelizar es la experiencia de cliente. Y cree que hay que priorizar los esfuerzos en el cliente cartera, que presenta los índices de satisfacción más bajos, “es el cliente a mimar y da la impresión de que en los últimos años se ha mimado más al nuevo cliente”. Respecto a la tecnología, hay que aprovechar la mayor información que proporciona para poder llegar al cliente de forma más personalizada, “hiperpersonalización, que creo que se tiene que trasladar a la prima”.

 

 

  Votar:  
Resultado:   3 votos

Artículos relacionados