Antonio Huertas: "Las personas somos muy poderosas cuando nos ponemos a pensar y a actuar juntas"

Sin que lo supiéramos, casi parecía premonitorio: "Soy optimista porque creo en las personas, en el ser humano y en su capacidad de transformar el mundo, e incluso corregirse a sí mismo como sociedad cuando es el caso. Las personas somos muy poderosas cuando nos ponemos a pensar y a actuar juntas". La expresó el presidente de Mapfre, Antonio Huertas, en entrevista con Aseguranza. En estos días es una de las mejores frases que se pueden escuchar. Es una de las muchas reflexiones que propone cuando habla de nuestra sociedad, del sector y de la importancia del seguro.

La entrevista con el presidente de Mapfre se realizó apenas unas semanas antes de que estallara la crisis por el coronavirus. Al margen de la pérdida de vidas y decenas de miles de personas contagiadas, una de las peores consecuencias es la cantidad de empleos que se están perdiendo. Ya entonces Antonio Huertas expresó en la entrevista que "el paro es una de las manifestaciones más egoístas e injustas de una sociedad. Me niego a vivir anestesiado en relación al desempleo porque la cifra baje de eso que llamamos barreras psicológicas. No seremos una economía recuperada hasta que no seamos capaces de reintegrar en el mercado laboral a los millones de personas expulsados por la crisis. Se lo debemos a ellos y a sus familias".

Opina que "gastamos mucha energía y recursos en dar formación a los desempleados en habilidades que hoy no se demandan por el mercado laboral, tenemos que ser capaces de cambiar estas inercias sobre todo en el caso de las personas más jóvenes, que tienen todo el potencial por delante, y de los grandes paganos de esta crisis, los mayores de 45 o 50 años que, además, después de haber contribuido ven muy perjudicada su pensión por no poder reintegrarse al mercado laboral en sus últimos años de vida activa. Esto tiene que cambiar. Y cualquier reforma que toque el mercado laboral, tiene que asegurar el éxito de seguir creando empleo y reduciendo el paro".

Retos concretos

El presidente de Mapfre habla en la entrevista de retos globales y próximos, pero siempre con ese optimismo que proclama. Reconoce mostrar preocupado por muchas cosas, "pero fundamentalmente las que requieren de un periodo de maduración amplio y considero que son urgentes y necesarias". Entre ellas cita la educación y el ahorro. En todo caso afirma que "estamos en un momento muy interesante para la industria aseguradora. Por una parte, los ciudadanos empiezan a ser conscientes de que somos un sector cumplidor que no da problemas incluso cuando todo se tuerce. No me refiero solo a lo que sucedió en la última crisis económica, sino también a lo que estamos haciendo como industria global para proteger a la sociedad frente a los desastres naturales crecientes acelerados por el cambio climático".

También en relación con determinadas preocupaciones alude a "todo lo que sea incertidumbre, volatilidad, falta de predictibilidad. Todo ello es enemigo de la previsión a largo plazo, característica fundamental del entorno que precisa la actividad aseguradora para desarrollarse con éxito y apoyar el crecimiento económico".

Eventos catastróficos

Sobre el aumento de hechos catastróficos y de mayor intensidad sostiene que no hace replantearse a Mapfre alguna de sus estrategias en este sentido. Afirma que "entra dentro de nuestros modelos y previsiones financieras y operacionales el hacer frente a estos eventos catastróficos, en nuestro doble rol de asegurador y reasegurador. El seguro nació para cubrir todo tipo de contingencias y es nuestra razón de ser. Pero evidentemente  estamos continuadamente analizando la realidad y nos adaptamos a ella con las herramientas con las que cuenta el sector, que en general están muy relacionadas con el reaseguro, la suscripción, los modelos predictivos, el análisis del dato…".

Y no pone en duda la viabilidad del apoyo del Consorcio de Compensación de Seguros y su modelo: "Es una institución ejemplar que cuenta con suficientes reservas para afrontar este tipo de incrementos. Somos la envidia de otros países que carecen de este poderoso instrumento que ayuda a todos, a los ciudadanos ampliando su protección más allá de lo que cubren sus propias pólizas, al Estado porque dispone de un instrumento público privado muy eficaz para atender situaciones muy complejas -liquidación de compañías, eventos catastróficos, reaseguro agrario, etc.- y a las propias compañías, porque colaboramos de manera ejemplar como industria con el Estado, fortaleciendo la gestión del Consorcio, tanto en su dirección estratégica y supervisión general como en la parte operacional, poniendo nuestra organización a su servicio. Sin ninguna duda, seguirá siendo viable porque su modelo es magnífico".

Otra de las reflexiones de Antonio Huertas es que "el seguro aparenta ser muy conservador pero creo que, en general, es muy profesional en nuestro país. Protegemos vidas humanas y activos materiales, de nosotros depende la felicidad de las personas y la continuidad de empresas y de la propia economía del país. Hay que hacerlo con cuidado para no cometer errores irreparables".

En la entrevista el presidente de Mapfre aborda todo tipo de cuestiones, desde la innovación como marca de la casa o las nuevas herramientas tecnológicas, a la brecha aseguradora, el contexto asegurador internacional y, por supuesto, el futuro. Precisamente, preguntado por cómo serán las aseguradoras del futuro indica que "depende mucho de lo que se entienda por futuro. Vamos hacia un negocio 100% digitalizado, es decir con un nuevo modelo de relación entre los distintos actores basado en la gestión conectada con herramientas muy sofisticadas basadas en robotización, inteligencia artificial, internet de las cosas, blockchain, etc., que empezamos a aplicar ya en algunos procesos. Pero tiene que ser un mundo gestionado por y para personas, el seguro puede prescindir del talento humano y el conocimiento acumulado durante siglos en la gestión de las contingencias. Siempre habrá personas cuidando de personas y la automatización resolverá las tareas de menor valor añadido".